Policías bonaerenses salvaron la vida a una bebé haciéndole RCP dentro de un patrullero

0
103

Dos policías bonaerenses le salvaron la vida a una bebé haciéndole maniobras de reanimación cardiorrespiratoria (RCP) arriba de un patrullero. El hecho sucedió el martes en Monte Grande, pero trascendió en las últimas horas.

Todo ocurrió cuando Camila Verón se encontraba rumbo al centro de testeo rápido “Casa de las Juventudes” para hisopar a su hija, Antonia Cardozo, de 1 año y 11 meses. “La nena había amanecido con fiebre y como habíamos estado con un familiar que dio positivo de coronavirus, fuimos a hisoparnos”, relató la mujer de 28 años en diálogo con El Diario Sur.

“Estacionamos a un par de cuadras, mi marido fue al centro y yo me quedé con la nena en el auto dándole la teta, hasta que se empezó a quedar dormida mientras temblaba”, agregó la mujer.

Ante la desesperante situación, la mujer sostuvo que “no sabía cómo reaccionar ni qué hacer”. Fue entonces cuando bajó del vehículo y comenzó a gritar para pedir ayuda. Rápidamente, dos señoras aparecieron para auxiliarla.

“Una fue a buscar a mi esposo y la otra sostenía a mi hija porque me estaba desmayando”, manifestó Verón. Luego, apareció un patrullero, donde dos agentes fueron clave por su accionar: tras subir a la nena al móvil para trasladarla al Hospital Santamarina, uno de ellos la mantuvo con vida mediante ejercicios de RCP, en tanto que el otro manejaba.

La mamá de Antonia dijo que fue una “desesperación increíble” el momento que tuvieron que vivir en el trayecto al nosocomio. Una vez que llegaron, los médicos constataron que la nena tenía convulsión febril y 38 grados de temperatura corporal. Poco después, lograron estabilizarla.

“Les debo la vida a los policías, no me pudo imaginar qué hubiese pasado si ellos no aparecían”, remarcó la madre de la niña.

La palabra de uno de los policías

Los policías que salvaron a la beba fueron identificados como Gabriel Cárdenas y Javier Alves, quienes se encontraban patrullando la zona en la mañana de ese martes. “Estábamos por Dardo Rocha, doblando en Lavalle, cuando vimos que le estaban palpando la espalda a una bebé”, relató Cárdenas a El Diario Sur.

“Inmediatamente, nos dimos cuenta de que le estaban haciendo RCP. Bajamos, vimos que las vías respiratorias de la menor no estaban obstruidas y que estaba convulsionando. Por eso lo subimos al patrullero con la mamá”, continuó quien fue el que le hizo las maniobras de reanimación a Antonia.

El efectivo relató la secuencia: “Cuando circulábamos por Mariano Acosta, se nos complicó el tránsito y todo el personal policial que estaba en la zona nos ayudó a liberarlo. Fue un trabajo en conjunto de todos. Nunca viví algo así”.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here