Por segundo día y desde la madrugada, se registraron largas filas de jubilados en los bancos

0
219

Luego del caos y el amontonamiento de miles de personas que se produjo el viernes frente a los bancos para cobrar las jubilaciones y planes sociales, el segundo día muestra una postal algo diferente. Si bien se registraron largas filas desde de las 5 de la mañana para cobrar los haberes, y cierta desinformación y confusión en los beneficiarios, en la mayoría de las sucursales se respetan los dos metros de distancia sugeridos por el Ministerio de Salud y la cantidad de personas en espera bajó considerablemente.

Desde temprano, se registraba bastante movimiento en el Banco Piano del centro de Avellaneda y San Justo, donde las autoridades municipales desplegaron un fuerte operativo de seguridad y asistencia a los adultos mayores, el grupo de mayor riesgo.

Así fue como minutos antes de las 8 de la mañana, arribó hasta Piaggio 56 (casi esquina Mitre), un camión repleto de sillas plásticas. Las mismas fueron colocadas sobre la calle para ser utilizadas por unos 250 abuelos de modo que la espera se les haga menos agobiante. En San Justo ocurrió algo similar, y fue la propia policía quien ayudó a distribuir los asientos.

En la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Corrientes, Tucumán y Santa Fe también se registraba una importante concurrencia de público a los bancos, pero todo dentro de los parámetros tolerables sin que se produjeran desmanes por el momento. En el interior, las puertas de las sucursales abrieron a las 8.

De acuerdo al nuevo cronograma de pagos que implementó el Gobierno, hoy sólo podrán cobrar los que tengan pendientes de cobro del mes de marzo y jubilaciones y pensiones no contributivas para las personas que no cuenten con una tarjeta de débito.

Los bancos hacen de entrar de a 20 personas y hay habiliadas alrededor de 8 cajas por sucursal.

En principio se había definido que el horario de atención bancaria fuera de 9 a 16, pero para unificar la lectura de la norma en todas las provincias, pero luego se decidió extender dos horas al cierre habitual en cada jurisdicción.

Así, en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, el horario de apertura de las ventanillas será de 10 a 17 y sólo se atenderá a aquellos cuyo documento finalice en 0 y 1. Mientras que el domingo será el turno para los que terminen en 2 y 3.

La confusión es la norma

Este sistema no ha sido bien comprendido por todos y frente a algunas sucursales esperan personas a las que en el caótico primer día de cobro -ayer- se les dio un número, pero que tienen documento terminado en 9, por ejemplo.

Cabe recordar que en el caso del bono de $10.000, los titulares de Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo (AUE) que cumplen con los requisitos con documentos terminados en 0, 1, 2 y 3 lo tienen depositado desde ayer en su cuenta bancaria. Mientras que los que poseen documentos finalizados en 4, 5, 6, 7, 8, y 9, lo verán reflejado en su cuenta a partir de hoy.

El caos que se produjo este viernes en la mayoría de los bancos del país se debió a la reapertura luego de permanecer cerrados desde el 20 de marzo pasado, cuando se decretó la cuarentena obligatoria contra la pandemia del coronavirus.

Una vez anunciada la reapertura, la mayoría decidió hacer extensas filas -incluso desde la madrugada- para asegurarse el cobro, mientras que las autoridades -del gobierno así como de los bancos- no organizaron ningún dispositivo para facilitar los trámites aunque era previsible la urgencia de los beneficiarios de planes y de los jubilados por hacerse de efectivo.

Tras las críticas que le llegaron al Gobierno por la poca organización, el presidente Alberto Fernández mostró su enojo durante una entrevista radial que le hicieron este sábado. “Estoy preocupado, enojado y molesto”, dijo en alusión a la falta de previsibilidad de los bancarios para evitar la exposición innecesaria de los adultos mayores en época de pandemia.

“Cuando vi lo que había pasado ayer, dije ‘pucha’, todo este esfuerzo lo ponemos en peligro”, afirmó y admitió que “hoy volveremos un poquito al orden”.

En la Argentina, entre la ANSeS y las cajas provinciales hay unos 8,5 millones de jubilados y pensionados y 2,2 millones de padres que perciben la AUH por sus hijos.

Pero el principal problema radica en que 1.7 millones suelen cobrar por ventanilla, ya sea porque no cuenta con tarjeta de débito para cobrar por cajeros o porque no la saben usar. Por esos motivos, se agolparon en las puertas de sucursales para hacerse de efectivo y desataron el caos.

Pendientes de cobro del mes de marzo y jubilaciones no contributivas:

– Sábado 4 de abril: 0 y 1
– Domingo 5 de abril: 2 y 3
– Lunes 6 de abril: 4 y 5
– Martes 7 de abril: 6, 7, 8 y 9

Beneficios correspondientes al mes de abril:

– Lunes 6 de abril: 4 y 5 Pensiones no contributivas
– Martes 7 de abril: 6, 7, 8 y 9 Pensiones no contributivas
– Miércoles 8 de abril: 0 Jubilaciones y Pensiones contributivas menores a 17.859 pesos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here