Preocupación por el contagio masivo de coronavirus en un geriátrico de Río Negro: murió una residente y hay 46 infectados

0
183

Un geriátrico privado de la ciudad de Fernández Oro, en el departamento de General Roca, al oeste de Río Negro, fue el escenario de un contagio masivo de coronavirus en el que ya se contabilizan al menos 46 personas con resultado positivo y una mujer de 94 años fallecida.

Los casos en la residencia geriátrica San Cayetano, entre los que hay 18 empleados de la institución y 26 residentes infectados, se confirmaron todos durante este fin de semana en medio de la desconfianza de los familiares de los residentes y quejas sobre la forma en la que actuaron las autoridades del geriátrico ante la aparición de los primeros síntomas entre el personal.

“Mi mamá estaba internada desde diciembre del año pasado, con Alzheimer, cuando decidimos trasladarla a un hogar, e intentamos buscar la mejor opción. La vimos todos los días desde que la internamos hasta el 15 de marzo y pude ver bien el movimiento del hogar y cómo se manejaban. A partir de ese día no pudimos verla más y prácticamente se cortó la comunicación con ella, que era lo que yo le reclamaba mucho a la dueña del hogar. Una vez por semana con suerte podíamos tener una comunicación telefónica”, relató Paula Fierro, hija de una de las residentes del hogar que actualmente se encuentra internada en terapia intensiva con COVID positivo y neumonía.

“En medio de toda esta angustia, que cada vez se hacía más larga, la comunicación era muy acotada porque a ella le cuesta mucho hablar. Yo no tenía forma de saber realmente cómo estaba, salvo por lo que me transmitía la dueña del hogar”, relató la mujer en diálogo radial con el periodista Carlos Eguía. “El día martes pude hablar con ella unos minutos el miércoles me comuniqué con la dueña, le pregunté si estaba todo bien y me respondió que había dos o tres personas del personal con síntomas y todavía no habían sido hisopadas”.

El miércoles por la noche, sin embargo, la dueña de la residencia, ubicada en la calle Los Aromos al 1400, envió un mensaje a todos los familiares para comunicar que una persona del personal había dado positivo y que al día siguiente, el personal de salud del municipio haría testeos en el geriátrico.

“El jueves los hisoparon a todos y yo entré en desesperación, pidiendo constantemente que nos digan en qué condiciones estaban ya que hace cinco meses que tenemos prohibida la entrada. En todo momento me decían que mi mamá estaba bien, que no presentaba síntomas. El viernes lo mismo. El sábado, que todavía no había resultados, también. Entonces nos comunicamos con el intendente, que me llamó a las 20.30 y me confirmó que el 100% de los abuelos habían dado positivo”, señaló Fierro.

“Cuando llegué parecía una película de terror”, relató la mujer. “Estaba lleno de ambulancias, estaba el intendente y todos los médicos con trajes especiales. Ahí la médica me informa que mi mamá estaba deshidratada y en estado crítico y necesitaba un traslado urgente a una clínica”. El área de salud pública del ministerio dispuso entonces el traslado de todos los adultos mayores del geriátrico, de los cuales 8 presentaban fiebre y otros síntomas. Sin embargo, de acuerdo al testimonio Paula, hija de una de las residentes que ya fue derivada a una clínica privada, las ambulancias salían y debían regresar con los pacientes porque no había camas en los hospitales cercanos.

El total de los residentes y los empleados dieron positivo de COVID-19El intendente de Fernández Oro, Mariano Lavin, que se hizo presente en el lugar durante la intervención, expresó su preocupación por la falta de plazas en los centros de salud y aseguró que se hará una investigación para determinar la responsabilidad en las autoridades del geriátrico por el contagio del personal y los residentes.

“Hace un par de días hubo un primer positivo en personal del geriátrico. Luego se hisoparon los contactos estrechos y otro trabajador dio positivo. Ahí el hospital tomó la determinación de hacer un hisopado a la totalidad de los empleados y los abuelos. Aproximadamente a las 20.30 llegaron los resultados al hospital y dieron positivo el total de abuelos y el total de empleados”, precisó Lavin. Este domingo por la noche, la Municipalidad de Fernández Oro informó el fallecimiento de una de las residentes, una mujer de 94 años que fue identificada como Ana María Silva.

“La dueña dice que la culpa es de salud pública y salud pública dice que ellos supieron de esto el miércoles. Había 20 abuelos sin lugar a donde ir, algunos en estado crítico y otros afortunadamente más leves. Tiene que haber una investigación porque esto viene de antes, yo creo que se están desligando responsabilidades”, agregó la hija de una de las residentes. “Ellos deberían haber informado en tiempo y forma lo que estaba pasando, no puede haber 46 casos en 48 horas. Esto viene de hace rato. Una de las cuidadoras me contó que venía con síntomas desde el 7 de agosto y le decían que tenía que seguir yendo a trabajar. Los primeros hisopados del personal los tuvieron que hacer ellos por su cuenta”.

En el hogar, según relató Paula Fierro, quedaron solamente tres personas al mando de la institución porque la dueña y sus hijos también están contagiados. “Hay tres cuidadores, de las cuales dos están enfermas. Ellos son los verdaderos héroes porque se están haciendo cargo de esto las 24 horas. Están haciendo todo lo humanamente posible para atenderlos hasta que puedan trasladarlos a todos”, señaló. En las últimas horas inició además en redes sociales una campaña para buscar voluntarios que ya hayan cursado la enfermedad o estén infectados ahora para trabajar en el hogar.

Ahora, según informó el intendente esta mañana en diálogo con Cadena Uno Neuquén, este lunes fue derivado el décimo residente pero aún quedan 15 adultos mayores dentro del geriátrico. “Desde la Municipalidad hicimos 3 inspecciones al geriátrico. Después dentro del geriátrico hay médicos responsables. En el medio hay empleados que sentían síntomas y por miedo de perder el trabajo iban igual”, señaló Lavin. “Nosotros no tenemos camas de terapia intensiva. Ver cómo subían abuelos a las ambulancias es muy triste y mucho más ver que no conseguíamos camas donde donde llevarlos”.

El jefe comunal de Fernández Oro, además, es uno de los tantos intendentes que participó hoy de una reunión con la gobernadora rionegrina, Arabela Carreras, para buscar alternativas a una vuelta fase 1 de la cuarentena en el departamento de General Roca, luego de que este domingo se registraran masivas protestas contra una mayor restricción de las actividades y un retroceso en la cuarentena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here