El presidente Cartes vetó el presupuesto 2017

0
241
Foto Web

Las dos Cámaras del Congreso precisan una mayoría de dos tercios de votos para rechazar el veto del Ejecutivo.

El ministro de Hacienda, Santiago Peña, declaró a los periodistas que las principales razones del veto son un «aumento discrecional de salarios», que no prevé «el cumplimiento de las obligaciones del Estado en materia de deuda pública», y «limita la gestión del Banco Central del Paraguay».

Peña señaló, tras reunirse con Cartes, que «la deuda para el año 2017 requiere el pago de 316 millones de dólares, de los cuales solo se han autorizado 144 millones (de dólares)».

«Esta situación a su vez tiene implicancias en el mercado, en la inversión privada e impactan negativamente en el crecimiento de nuestra economía», dijo Peña, citado por la agencia EFE.

El Senado aprobó el 15 de diciembre, tras ser discutido en Diputados, el presupuesto para 2017 por un monto de 67,4 billones de guaraníes (unos 11.825 millones de dólares), menor que el presentado por el Ejecutivo, ya que la Cámara alta se ratificó en limitar la emisión de bonos para ese año.

Durante la sesión, se aprobó reducir a 349 millones de dólares la emisión de bonos soberanos y se impuso una cifra máxima de 300 millones de dólares para este tipo de financiación, que el Ministerio de Hacienda había cifrado en 558 millones de dólares.

El veto del Ejecutivo deberá ser ahora discutido por ambas Cámaras, en primer lugar por la de Diputados, que celebrará una sesión extraordinaria el miércoles, y luego por el Senado.

«Mientras se discute el veto (…) queda vigente el presupuesto 2016, así que nosotros nos estamos preparando ya durante este tiempo y una vez que quede en vigencia el veto o se rechace, ahí tendremos que tomar las decisiones correspondientes», explicó Peña en la rueda de prensa.

En caso de que se apruebe el veto en el Congreso y se tuviera que aplicar el presupuesto de 2016, Peña destacó que «esto va a requerir un trabajo en conjunto con el poder Legislativo (…) para que se tengan que hacer los ajustes necesarios».

El presidente del Senado, Robert Acevedo, del opositor Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), declaró hoy que se debe convocar a una sesión extraordinaria urgente, primero de los Diputados, para tratar el documento.

Posteriormente el documento del Poder Ejecutivo pasará al Senado y si no se llega a un acuerdo entonces el PGN 2017 se archivará y quedará vigente el del 2016 que, en algunos aspectos, favorece la política del gobierno central.

Por ejemplo permite emitir bonos de deuda pública por 600 millones de dólares, cuando el vetado reducía esa cifra a 350 millones, y mantiene el déficit autorizado en el 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cuando el Congreso lo elevaba a 1,7 por ciento.

Los docentes y los médicos se quedarán sin el aumento salarial que el presupuesto del Congreso fijaba entre el 10 y el 18 por ciento, respectivamente, y se mantendrá el pago de dos aguinaldos anuales a los funcionarios públicos.

Fuente: Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here