Profunda tristeza en el último adiós al profesor Oreste Pereyra

0
272

Mañana triste y gris en la «Cuna de Poetas y Cantores» tierra que despidió a uno de sus hijos pródigos, a un referente de la cultura y las letras, a un defensor de la educación, a un Señor que supo ganarse el respeto y un lugar de privilegio, el profesor Oreste Edmundo Pereyra.

Y mientras la llovizna se mezclaba con las lágrimas de sus seres queridos, se le daba el último adiós al «Papá» de «Santiaguito», ese manual que enseñó a varias generaciones a descubrir la provincia. A ese autor que nos llevó por «La ciudad perdida», por «El increíble universo de los Cuentos»; «Hacia un mundo desconocido»; y «Al paso de los años»; el que nos hizo descubrir la magia del teatro a través de «La Comedia Bandeña».

 

La voz de la profesora María Inés Lescano quebró el silencio que había frente al panteón, en el cementerio La Misercordia, pidiendo a los presentes «que el olvido no atrape nuestra memoria, seamos siempre portadores de su voz, de su anhelo, porque solamente con Educación y Cultura podremos pretender el crecimiento de los pueblos».

Haciendo suyas las palabras de su padre Mario Lescano, amigo entrañable del profesor Pereyra, le dedicó unas palabras de despedida:

«Debiéndote tu sombra emerges de la nada, para cambiar tu nombre  por la estrella lejana. Por qué de nuestros ojos escapa tu mirada, tu ser cual un meteoro tras de un mar se apaga. Noches y días vacíos, vacíos de tu alma, cuántas voces te nombran, desde el ayer te llaman. Los días compartidos, las horas apretadas , a tu costado humano, a tu visión sagrada. Porqué te fuiste hermano, hoy justo tu elocuencia se ahueca en el silencio profundo de tus manos….»

Fue el último adiós a un maestro, a un grande que hizo de su humildad un estilo de vida y de su sapiencia un gran legado. Gracias por tanto profesor Oreste.

Publicado por La Banda Diario en Jueves, 3 de octubre de 2019

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here