Reapertura de gimnasios: Solicitan que se declare esencial a la actividad física

0
1545

La crisis económica por la cual está atravesando el país sumado a la cuarentena aplicada como consecuencia de la pandemia -causada por el Coronavirus- ha provocado el cierre de entre 7 u 8 gimnasios en la ciudad de La Banda. Los propietarios de los locales, que aún siguen en pie, solicitan a las autoridades que la actividad física sea declarada esencial y la pronta reapertura de la actividad.

En diálogo con LA BANDA DIARIO Víctor Acuña, propietario de un gimnasio comentó, «desde hace 7 meses, cuando decretaron la cuarentena a nivel nacional estamos sin trabajar».

Recordó que mediante un protocolo, entregado por el COE de la provincia, «trabajamos un mes; pero después volvimos a cerrar nuestros locales y desde allí a la fecha estamos parados».

«Hablamos de aproximadamente 1500 familias que quedaron sin ingresos, entre Santiago y La Banda, ya que en el Conurbano tenemos 140 gimnasios».

Acuña acotó que en la Cuna de Poetas y Cantores existen, «aproximadamente 20 gimnasios, de los cuales entre 7 u 8 han cerrado definitivamente. Hay que entender que no sólo trabaja el propietario, sino profesores, instructores, personal de limpieza».

«Hablamos de aproximadamente 1500 familias que quedaron sin ingresos, entre Santiago y La Banda, ya que en el Conurbano tenemos 140 gimnasios», especificó.

Por otra consignó que muchos de los propietarios empezaron a vender, «sus equipos a muy bajo precio. Hay algunos profes que dan clases al aire libre y de esa forma hacen su aporte a la actividad física y a la salud en sí».

«Ya no es sólo un problema económico para el propietario del gimnasio, sino que va más allá. Hay una población que está necesitando realizar actividad física porque subieron de peso, porque deben controlar su diabetes, el nivel de colesterol o hipertensión y necesitan de éstos espacios», sostuvo Acuña.

Mesa de diálogo

Víctor Acuña también contó que hace un mes y medio, el Gobierno de la Provincia los convocó a una mesa de diálogo, se aceptó el protocolo, «y estamos esperando la autorización para volver a trabajar».

Consultado sobre cómo hicieron para cubrir los costos fijos (servicios de agua, luz, alquiler entre otras cosas) explicó, «en mi caso particular la empresa de electricidad me llevó el medidor y hay que ir a regularizar eso en algún momento. Muchos debemos seguir pagando alquileres y todos los servicios».

En este sentido acotó que muchos profesores, para cubrir los costos, «adaptaron sus clases on line, otros proponían a sus alumnos salir a andar en bicicleta o brindar clases al aire libre; inclusive en su momento presentamos un protocolo para trabajar al aire libre al igual que en Buenos Aires. Todo está en observación».

«Ya no es sólo un problema económico para el propietario del gimnasio, sino que va más allá. Hay una población que está necesitando realizar actividad física».

«Hoy estamos sufriendo la crisis económica al igual que otros rubros que no pueden trabajar. Estamos esperando por un anuncio; Dios quiera llegue a buen puerto el pedido de reabrir los gimnasios. Además, proponemos que la actividad física sea declarada por el Gobierno como esencial, muchas personas necesitan del servicio que los profes prestamos para mejorar su salud», concluyó Acuña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here