Remiseros expresaron: «La paciencia se va agotando y los bolsillos no alcanzan»

0
71

En la jornada de este martes, un grupo de remiseros se acercó hasta la sede del Concejo Deliberante para presenciar la sesión y a la vez hacer sentir su disconformismo por la falta de respuesta de las autoridades a sus constantes pedidos. Los trabajadores del volante expresaron, «la paciencia se nos está acabando».

En diálogo con la prensa Martín Cabral expresó, «los autos habilitados por la Municipalidad de La Banda no pueden ingresar a Santiago, sin embargo los vehículos capitalinos ingresan libremente a nuestra ciudad. Es más la gente cree que los autos de techos verdes son los únicos habilitados; hasta la gente de La Banda elije a los techos verdes que trabajan de manera impune en nuestra ciudad».

Por otra parte expresó, «hay 800 remises en La Banda, de los cuales un 25% deben estar habilitados. Muchos estamos en condiciones de habilitar otros autos, pero no tenemos ganas porque es regalarle al Municipio $600».

A la vez sostuvo, «en los últimos meses se ha incrementaron los costos para mantener los rodados, aumentó la habilitación municipal, hay respuestos que mandamos a pedir a otra parte».

«La cuestión es que no se cumplen las normas; el año pasado hicieron algunos controles y después se olvidaron. Para qué vamos a gastar 600 pesos, hacer los trámites, para que vengan cualquier auto de cualquier modelo. Hay gente que trabaja en la administración pública y los fines de semana usa el auto de remis, total aquí en la ciudad no pasa nada», añadió.

Cabral expresó, «la minoría queremos seguir las normas y tratamos de invertir comprando vehículos nuevos; pero el Municipio no nos garantiza nuestro trabajo. En los días de lluvia los truchos no salen, en cambio las empresas sacan los autos porque son nuevos y no se quedan en las calles inundadas; de esta f0rma las empresas habilitadas siguen manteniendo su responsabilidad».

Por último indicó, «nos estamos cansando, las medidas serán más extremas, hace algunos años que nos vienen charlando y la paciencia se va agotando y los bolsillos no alcanzan. Somos los remises más barato de todo el país».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here