Se reabrirá la paritaria de Comercio y los empresarios advierten que el sector no puede afrontar más aumentos

0
340

Una de las paritarias más importantes de la Argentina se reabrirá este martes cuando se reúnan los sindicalistas de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) y los empresarios del sector para definir una compensación salarial ante el aumento de la inflación, que beneficiará a 1.200.000 trabajadores registrados de la actividad mercantil en todo el país.

Ambas partes firmaron en abril pasado un aumento del 32% en cuatro tramos y una cláusula de revisión en enero de 2022 para analizar la diferencia inflacionaria interanual, pero el sindicato que lidera Armando Cavalieri logró que el Ministerio de Trabajo cite a una audiencia para discutir un nuevo incremento.

Los dirigentes gremiales definirán esta tarde si reclamarán anticipar la cuota del 8% correspondiente a septiembre de la paritaria firmada o si plantearán a los empresarios el adelanto de una suma fija.

El acuerdo vigente del 32% se abonará en cuatro tramos: un 8% en mayo 2021, un 8% en septiembre 2021, un 8% en enero 2022 y un 8% en febrero 2022, lo que permitirá que a partir de marzo 2022 de los salarios básicos de convenio pasarán a ser de $74.733, más los adicionales correspondientes.

En el sector empresarial afirmaron a Infobae que desconocen el reclamo que hará el sindicato porque la reapertura de paritarias de FAECYS fue efectuada directamente al Ministerio de Trabajo, pero anticiparon que anticipar la cuota de septiembre generará problemas en los pagos de los tramos de enero y febrero.

Por eso sostuvieron que en la audiencia del martes se limitarán a escuchar la postura gremial y al día siguiente las cámaras del sector se reunirán para analizar la situación. Advirtieron, no obstante, que hay muchos comercios en todo el país que no recuperaron los niveles de actividad anteriores a la pandemia y que no estarán en condiciones de afrontar un nuevo aumento salarial en este momento.

Los firmantes empresariales de la paritaria son la Cámara Argentina de Comercio (CAC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión de Entidades Comerciales (Udeca).

“No se puede estar negociando paritarias cada dos meses”, dijo el presidente de CAC, Mario Grinman, al diario El Economista. “El Gobierno tiró por la borda la pauta que fomentaba a principio de año -agregó-, pero los comercios no están en condiciones de afrontar más aumentos porque la situación económica y el bajo nivel de consumo hacen muy difícil la posibilidad de mejorar el acuerdo alcanzado en abril”.

El sindicato que lidera Cavalieri fue uno de los primeros que acordó la paritaria 2021 dentro de la pauta que fijó el Gobierno en los primeros meses del año, del 29% con el agregado de “dos o tres puntos”, para que estuviera en sintonía con la previsión inflacionaria del presupuesto oficial.

Sin embargo, el aumento de la inflación, que alcanzó el 3,3% en mayo y acumuló 48,8% en los últimos doce meses, hizo entrar en crisis la proyección que había hecho el Ministerio de Economía y provocó que los gremios comenzaran a reclamar la reapertura de las paritarias firmadas en el primer trimestre. Las exigencias sindicales se aceleraron luego de que Cristina Kirchner otorgó un 40% de aumento al personal del Congreso, con lo cual impuso un nuevo tope a la negociación salarial de 2021.

De esa manera, la Asociación Bancaria, que había firmado su paritaria en febrero por el 29%, reabrió las negociaciones el mes pasado y terminó acordando con las cámaras del sector un aumento del 45,1% anual, más un bono por el Día del Bancario que oscila entre 100.000 y 170.000 pesos por empleado. Y el Sindicato Unico de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH) pactó una suma adicional de $8.000 mensuales hasta febrero que permitirán elevar de 32% a 44,8% la paritaria firmada en marzo.

Los gremios estatales (UPCN y ATE) están negociando con el Gobierno un 10% de aumento adicional que se sumaría al 35% en seis tramos que habían acordado hace más de un mes, así como distintos sindicatos de la actividad privada, como la UOCRA, también están en plena negociación para reabrir sus paritarias.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó a fines de junio que “la meta del Gobierno en el plan que tenemos es que el salario crezca en términos reales” y aseguró que “se reabrirán todas las paritarias que sean necesarias para que el objetivo se cumpla”.

En entrevista con CNN Radio, enfatizó: “Nosotros queremos que el consumo crezca, y para que el consumo crezca los salarios tienen que crecer por encima de la inflación. Eso forma parte del plan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here