Sentido homenaje a cuatro años de la partida de Guillermo Reynoso, el Sembrador de la Vidala

0
386

Hace exactamente 4 años, Santiago del Estero y el folclore argentino perdía a una de las voces emblemáticas de la Vidala: Guillermo Fatiga Reynoso.

Al respecto su hijo Hugo «Fatiguita» Reynoso (actual integrante de Los Manseros Santiagueños) recordó a su padre de la siguiente manera: El 29 de agosto de 2016, hace exactamente cuatro años, a las 6.25 horas de la madrugada, en una habitación del Sanatorio Güemes de Capital Federal y sólo en compañía de Romy y mía, respiraste por última vez papá y te vi hacerlo».

Más adelante agregó, «el día anterior te pudiste despedir conciente de lo que hacías, esa pequeña mejoría fue la que te dejó tocarnos con el amor más grande expresado en tus manos».

Añadió, «pudiste llevar nuestra cara a tu pecho, y allí darnos el último y más tierno beso en la cabeza, en la mollera más precisamente. Esa mañana, cuando tu alma decidió que tu cuerpo decidió que tu cuerpo le quedaba chico, volaste y fue ahí cuando la gente, tu gente, te convirtió para la eternidad en el Ángel de la Vidala, en el último vidalero de la historia».

En este aniversario de la partida de Fatiga Reynoso, Omar Roldán, «me envió una letra con la que te quiere homenajear. Te escribió una exquisita chacarera y me permitió componerle la música. Hermoso el homenaje que logró. Encima es de las que te gustan viejo».

«Se nota que se tomó el trabajo de estudiarte, observarte, te contempló. Se llama ´Sembrador de la Vidala´», contó Hugo Reynoso.

Finalmente y con gran sentimiento señaló, «te cuento que en el bombo no podía faltar ´Carlitos´ como vos le decías. Hoy, con amor y al cielo, los 3 te elevamos esta chacarera, ponéla a volar en el viento, desparramala de punta a punta Pá, que yo te aseguro que los que te aman y te recuerdan la harán propia, la cantarán y la volverán tu himno. Te amo viejo, muchos te amamos. Podrás no estar físicamente, pero te juro que no hay un sólo día de mi vida en dónde no te sienta a mi lado. Hasta luego viejito de mi vida».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here