Cuál será el impacto del caso Maldonado en las elecciones, según el Gobierno

0
337

«Impacto cero» o, en el peor de los casos, «profundización de la grieta». Bajo estas dos lecturas, el Gobierno evalúa en estas horas que el caso Maldonado y el hallazgo de un cuerpo en el río Chubut no impactarán de lleno en las elecciones legislativas del domingo donde Mauricio Macri pone en juego su primer test de la gestión.

Salvo que a último momento surjan datos controvertidos de la autopsia forense del cuerpo hallado en Chubut, en la Casa Rosada están convencidos de que el vuelco que dio el caso Maldonado y el anillo de misterios que rodean esa desaparición no alterarán el rumbo de los comicios. Esto es: desde el Presidente para abajo, todos los ministros y secretarios de Estado coinciden en que Cambiemos mantendrá, o incluso superará, este domingo el resultado que obtuvo en las PASO.

«Nada o cero de impacto. A lo sumo fortalece prejuicios y consolida posiciones», expresó a Infobae un ministro que dialogó con Macri en forma permanente en estas horas. Esta lectura de la proyección electoral del caso del joven artesano, compartida por el jefe de Estado, contempla la idea de que las posiciones encontradas alrededor de Maldonado se profundizarán más allá de la aparición del cuerpo en el río. Es decir, el enfrentamiento entre quienes creen que la desaparición podría estar relacionada con el grupo violento de los mapuches RAM o aquellos que creen que se trató de una desaparición forzada promovida por la Gendarmería. La grieta a flor de piel. Esa profundización de la grieta trasladada a la urnas implica para la Casa Rosada que el efecto Maldonado cristalizará la colisión de kirchneristas (con organismos de derechos humanos incluidos) y el Gobierno y un sector de la oposición que mostró cautela ante el caso.

Hay también funcionarios allegados a Macri que se animaron en las últimas horas a esgrimir una lectura más arriesgada ante la aparición del cuerpo en el río Chubut. «Fue el Estado quien lo encuentra al cuerpo. Esto habilita la idea de que se cae la figura de desaparición forzada y deja al descubierto el mal juego de los organismos de derechos humanos», expresó a Infobae otro ministro. Desde esta óptica, se buscará remarcar, en código electoral, que si finalmente la autopsia determinará o no que el cuerpo es el de Maldonado implica que hubo un «Estado presente» que pudo dar con el joven desaparecido y, evaluarán, no ocurrió lo mismo con Julio López durante el gobierno de Cristina Kirchner. Es probable que la identidad del cuerpo se conozca antes del domingo porque la familia Maldonado está pidiendo que haya un estudio de ADN urgente. Pero no se sabrá hasta después de los comicios que le pasó a ese cuerpo.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró hoy que el presidente Macri «sigue con preocupación» los avances del caso, y que dio la «orden de poner todo a disposición de la Justicia para que se pueda esclarecer lo antes posible». Lo dijo luego de una reunión en la que participó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas. ¿Qué quiso decir Garavano con ese mensaje? Según explicaron allegados al jefe de Gabinete y al ministro de Justicia, la idea del Ejecutivo es dejar bien en claro que, a diferencia de Cristina Kirchner, la administración de Macri busca exponer públicamente que hay una clara separación entre el Poder Ejecutivo y la Justicia. «No vamos a interferir en absoluto en lo que diga o haga el juez», remarcó un funcionario en línea con lo que acotó Garavano.

«Si bien está todo mezclado, no creemos que haya impacto alguno en las elecciones del domingo», destacó otro funcionario. El análisis que hacen en la Casa Rosada respecto de la aparición del cuerpo y su efecto electoral está en línea con un sistema continuo de encuestas que realizan puertas adentro.

Antes de que apareciera el cuerpo en Chubut, en el Gobierno manejaban varias encuestas sobre el efecto Maldonado en la sociedad. Uno de esos sondeos que se hicieron en septiembre pasado es de Giacobbe & Asociados. Según pudo saber Infobae esa encuesta señalaba que 49,5% de la gente cree que la desaparición de Maldonado «es una operación del kirchnerismo para ensuciar al gobierno».En tanto, un 33,6% aseguró que al joven artesano se lo llevó la Gendarmería» y un 16,6% dijo que no sabía nada. Lo interesante de esta análisis es que el 55,7% que opinó que se trató de una operación del kirchnerismo responde al sector independiente del electorado mientras que un 73% es del PRO-UCR y un 38% dijo ser peronista. El sondeo mostró también que el 62,5% de la gente cree que «el Gobierno está haciendo todo lo posible para esclarecer el caso» y un 36,9% aseguró que no hace lo posible por aclarar el caso. Hay más: el 70,7% entiende que el grupo RAM al que suscribía Maldonado y cortó la Ruta 40 aquel 1 de agosto en Esquel «son violentos». Y apenas un 26% dijo que eran «pacíficos».

El dato más alentador que percibe el Gobierno ante la aparición de un cuerpo en el río Chubut es que hasta hace una semana la mayoría de la sociedad (40%) creía que nunca iba a aparecer el cuerpo de Maldonado. En la Casa Rosada están convencidos de que el cuerpo hallado es el del joven artesano y por ello creen que a partir de ahora se desterrará la idea de que los crímenes quedaron impunes en la Argentina.

Además, creen que no variaron mucho las percepciones de la gente ante el caso Maldonado más allá de la aparición de un cuerpo. En tal caso hay un efecto negativo que dejó Elisa Carrió con su incontinencia verbal. Si bien la líder de la Coalición Cívica pidió perdón a la familia Maldonado por los exabruptos sobre el paradero del joven, en Cambiemos no tienen muy en claro hasta qué punto esos derrapes de Carrió pueden terminar por opacar una victoria mayúscula de más del 50% en los comicios porteños este domingo.

Hay un factor que podría jugar a favor de la Casa Rosada y eso lo mencionan en reserva varios funcionarios: si el resultado completo de la autopsia no se conoce hasta después del domingo y antes no se dan a conocer datos que actúen en contra de la Gendarmería, terminarán favorecidos en las urnas. Claro que este planteo es políticamente incorrecto y nadie lo dirá abiertamente. Pero bastaba ver a los funcionarios que se asomaban esta tarde desde los balcones de la Casa Rosada que dan a la Plaza de Mayo para advertir que muchos festejaban por adelantado una marcha por Maldonado que preveían con menos adhesiones de lo que fueron las últimas movilizaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here