Sin la multitud esperada, Trump organizó un concierto antes de su jura

0
354
Foto Web

A horas de convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump eligió uno de los lugares más simbólicos de Washington para darse un baño de masas esta noche. Organizó un concierto en el Lincoln Memorial y planeó todo para que el parque que rodea la pileta gigante que inmortalizó la película Forrest Gump se llenara de gente, pero esa multitud esperada nunca apareció.

Al caer la noche y cuando ya se acercaba el cierre del concierto, que no contó con ninguna estrella música de primera línea, aún quedaban enormes claros entre la gente que seguía, en un clima de alegría total, lo que sucedía en el escenario a través de varias pantallas gigantes levantadas a la vera de la larga pileta rectangular.

La única parte que estaba llena era la zona de invitados VIP y los que habían hecho cola a la mañana para comprar las 5.000 entradas disponibles. Este sector estaba prolijamente ubicado en varias filas de sillas delante del escenario, separado del resto del campo por unas vallas negras altas e infranqueables.

Pese a la falta de concurrencia, el show continuó como si fuera un éxito total.

Fiel a su estilo de showman, Trump y su esposa, Melania, subieron al escenario arropados por la famosa canción de los Rolling Stones, Heart of Stone (Corazón de piedra), y presentados por el actor de Hollywood, Jon Voight.

Fuente: Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here