Situaciones de vulnerabilidad favorecen la violencia de género

0
269

La mayoría de las personas que son damnificadas de violencia de género o familiar afrontan situaciones de vulnerabilidad, mientras que los agresores repiten patrones de comportamientos violentos que vivieron desde su infancia y se repitieron a lo largo de su vida, según expusieron integrantes del Equipo Interdisciplinario de la Oficina de Protección para las Víctimas de Violencia Familiar y la Mujer (OVFyM).

El perfil de la víctima, generalmente, se condice con una conducta sumisa, con falta de recursos, no solo económicos sino defensivos, a lo que se suma la falta de contención familiar.

Mayoritariamente se trata de mujeres quienes recurren al servicio que brinda la OVFyM, lo que se refleja en el 90% de las denuncias recibidas.

En cuanto al victimario, éste demuestra conductas aprehendidas en su núcleo familiar y las repite, pues las termina naturalizando. En este aspecto se observa que influye el entorno social, en cuanto a que el victimario repite patrones de violencia que  ha vivido a lo largo de su vida, apuntaron las profesionales.

Si bien es más común que las denuncias provengan de personas de escasos recursos económicos, en la actualidad asisten quienes pertenecen a otros estratos sociales que se están animando a denunciar situaciones de agresión.

Fechas clave

Por otro lado, señalaron que en las festividades de Navidad y Año Nuevo se incrementan las denuncias, en que suelen hacer eclosión problemas que se fueron potenciando a lo largo de meses previos a diciembre.

Cuando una damnificada acude al organismo, se toma el relato del episodio de violencia vivido, que suele extenderse entre una y dos. Se confecciona un informe psicosocial de riesgo y sobre la base del mismo se evalúan las medidas que se tomarán en cada caso puntual. El paso siguiente es remitir dicho informe al Juzgado de Género o a la Unidad de Violencia del Ministerio Público Fiscal, dependiendo del caso, especificaron las encargadas de esta tarea.

Si la victima tiene lesiones, aparte del informe psicosocial de riesgo, se hace un informe en el que se describe el estado físico y emocional de la víctima.

En esta oficina, además de tomarle el relato textual a las víctimas, las  psicólogas y trabajadoras sociales se ocupan de contenerlas, mientras que las abogadas les informan cuáles son las medidas que pueden tomar. Luego, los empleados administrativos acompañan a las afectadas en la tramitación que corresponda en el seno de la Justicia o de otro organismo estatal.

Si hubiera menores de edad afectados por episodios de violencia, entonces se da participación a la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y la Familiar (SUBNAF).

Cabe señalar que la OVFyM garantiza el acceso a la Justicia y atiende al público en el horario de 7 a 21, de lunes a viernes, mientras que los sábados, domingos y feriados, lo hace de 8 a 14.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here