Stanley recibió a las organizaciones sociales y ofreció una recomposición en los planes hasta fin de año

Encuentro

0
127

La reunión fue menos tensa de lo que ventilaron luego ante los medios los principales referentes de las organizaciones sociales. Pero el ofrecimiento del Gobierno, en medio de la crítica situación de la economía, fue –al menos públicamente– insuficiente para los dirigentes: «Nos ofrecen aspirina para una enfermedad terminal», sentenció  Daniel Menéndez, de Barrios de Pie.

Menéndez fue uno de los que junto a Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC); Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán; Esteban Castro, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y Mariela Navarro, del Frente de Organizaciones en Lucha, se reunió durante más de una hora con la ministra Carolina Stanley y su vice, Carlos Pedrini, en el edificio de Desarrollo Social. El obispo de Merlo y Moreno, Fernando Maletti, de buen vínculo con ambos sectores, también participó del cónclave.

Cómo había adelantado el martes a Infobae, el Gobierno ofreció una recomposición de los planes -algo más de 400.000 en todo el país-, que el próximo mes pasaran a $5.000, la mitad del salario mínimo, vital y móvil. Terminaría en diciembre en $.6000, un 10% de aumento respecto del cronograma actual. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que en estos días estuvo en comunicación permanente con Stanley, convocaría al consejo del salario próximamente.

Además, se puso sobre la mesa la elaboración de un plan de trabajo en relación a cinco proyectos de ley que impulsan las organizaciones sociales, y aumentos en las partidas alimentarias.

No hubo, sin embargo, ningún ofrecimiento de bono, cómo había trascendido desde algunos sectores. Infobae había publicado ayer que la opción del bono no era bien vista por el Ministerio de Desarrollo Social.

«Vamos a evaluar el plan de lucha», aseguró Navarro tras el encuentro en las puertas del Ministerio de Desarrollo Social. Las organizaciones elaboraron un documento consensuado con los funcionarios.

Juan Grabois, líder de la CTEP, y Emilio Pérsico, del Movimiento Evita, no fueron a la reunión: eligieron como representantes a los cinco dirigentes que oficiaron de oradores en la marcha federal de hace algunas semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here