Superclásico blindado: dos helicópteros, un efectivo cada 30 personas y 24 horas de extrema seguridad

0
364

Este domingo habrá una nueva edición del partido más importante del país cuando se enfrenten River y Boca en el Estadio Monumental a partir de las 17 por la 13ª fecha del campeonato de Primera División. El visitante podría convertirse en líder con un triunfo, aunque como ya es costumbre en el fútbol argentino, la pelota deberá compartir la portada con las extremas medidas de seguridad.

Según pudo conocer Infobae, habrá un operativo especial para evitar cualquier tipo de inconveniente que pueda surgir en las tribunas con los fanáticos anfitriones o con la pequeña delegación del elenco visitante que arribará a Núñez.

En total, serán 2 mil los efectivos que custodiarán, ingresos, egresos y adyacencias de la cancha del Millonario. Serán más de 1400 efectivos de las fuerzas de seguridad –Policía Federal, Prefectura y Policía Metropolitana–, sumados a los 500 agentes de seguridad privada que contratará directamente el club.

Se estima que el operativo costará alrededor de 2 millones de pesos para custodiar a las 60 mil personas del local que estarán presentes siguiendo el Superclásico: un efectivo cada 30 personas será el promedio.

Las fuerzas públicas de seguridad utilizarán para vigilar el espectáculo dos helicópteros. Uno estará abocado a cubrir todo lo que suceda en el estadio y sus inmediaciones, mientras que el otro seguirá de cerca al micro de Boca. El operativo que se llevará a cabo en las calles también se intensificará cuando el transporte del Xeneize se acerque al Monumental para evitar cualquier intento de agresión al rival. En los anillos internos, será la seguridad privada quien estará alerta de la visita.

Las puertas para el ingreso de la gente se abrirán a las 13, pero desde desde el sábado a la noche se realiza un operativo cerrojo para blindar toda la zona cercana en pos de impedir el ingreso de cualquier elemento que pueda generar un problema. Serán casi 24 horas de un trabajo de seguridad extremo en todo el sitio para conseguir un Superclásico en paz, aún sin la presencia de hinchas visitantes.

Más allá de la ausencia de los simpatizantes de Boca, el foco se concentrará en una parte de la tribuna local y sus últimos cortocircuitos. Cerca de 350 barras tendrán prohibido el ingreso por estar en la lista de derecho de admisión, que sumó a dos integrantes más luego del conflicto en la previa del amistoso contra Olimpia de Paraguay en noviembre pasado cuando 200 integrantes de una facción disidente fueron detenidos en la periferia del Estadio Único de La Plata.

Este partido podría dejar a Boca como único líder del campeonato a la espera de lo que suceda inmediatamente después del compromiso con el duelo del puntero Estudiantes en San Juan ante San Martín. «Puede ser un partido abierto. La fricción va a estar pero también el buen juego», advirtió Guillermo en la previa.

El Millonario precisará del triunfo para acortar la distancia con su rival de turno (quedaría a tres puntos) y así posicionarse de cara al cierre de la primera parte del campeonato. Sin embargo, tendrá en su mira la definición de la Copa Argentina que disputará el próximo jueves en el Mario Alberto Kempes de Córdoba contra Rosario Central. «Jugamos dos partidos especiales», destacó Gallardo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here