Tinelli-Ortega: Dan a conocer sus charlas secretas

0
139

Antes de que todo estalle, hubo una serie de charlas y encuentros entre los protagonistas de la historia de amor más sorprendente de los últimos meses: el romance de Marcelo Tinelli con Guillermina Valdés.

Según publica la revista Paparazzi, el productor de Graduados y el conductor de Showmatch se encontraron varias veces. Sebastián acudió a Marcelo Hugo como confesor y amigo en reiteradas ocasiones, mientras estaba en pleno proceso de divorcio de Valdés.

Uno de esos encuentros fue en Punta del Este. Según relata Luis Ventura, Ortega habría pedido consejo porque quería volver con su amor. “No puedo estar sin ella, yo la quiero. Me di cuenta que es mi mujer y que la amo. Quiero volver a tener mi familia plena, pero ella me la está haciendo difícil”, le habría dicho a Tinelli.

Algún tiempo más tarde, se volvieron a encontrar, pero esta vez en Le Parc, el domicilio del conductor. “Me cerró las puertas de su corazón y no quiere saber nada conmigo. No puedo entender con todo lo que pasamos juntos. Si esta no fue la primera crisis, por qué nos cuesta tanto esta vez. ¡No sé qué hacer! Orientame, decime algo”, rogó Ortega a su, por entonces, amigo.

La nota cuenta también que Tinelli le recomendó a Guillermina un abogado amigo también de Sebastián para que lleve adelante el divorcio. Y Sebastián, sin saber que había sido el propio Marcelo quien le recomendó a su ex el letrado, le advirtió a Tinelli: “¡Qué falta de códigos la de este tipo! Pensar que se decía amigo. ¿Cómo me puede hacer esto a mí que tanto lo ayudé? Cuidate, Marcelo, porque en la primera de cambio te clava un puñal en la espalda. Lo peor es que Guillermina, en vez de hablar y arreglar las cosas conmigo, prefiere ir a Tribunales. Es la madre de mis tres hijos. Fueron 14 años juntos para terminar así, como si fuéramos perro y gato. Me duele mucho todo esto”.

Sebastián ya empezaba a mostrarse con Ivana, su nueva pareja, y el romance que ya estaban viviendo Tinelli y Guillermina estaba a punto de explotar en los medios. Por eso, la modelo prefirió que el padre de sus hijos se entere por ella antes que por la prensa. Otra vez, fue Marcelo quien la aconsejó: “Llamala a Evangelina Salazar que es muy tierna y no te va a condenar porque sabe que sos la madre de sus nietos. ¿Y cómo te llevás con Julieta? Ella también podría ser una alternativa”.

Guillermina llamó primero a Julieta, que explotó de ira: “¡Sabés que a mi hermano lo vas a hacer pelota!”. Evangelina, en cambio, fue más contemplativa y, aunque partida por el dolor, fue la encargada de transmitirle la situación a su hijo.

Enterado de todo, el productor llamó a Tinelli, enfurecido. Marcelo atendió, sabiendo lo que se venía. Luego de escuchar una catarata de insultos, el conductor solo atinó a decir: “Seba, son cosas que pasan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here