Toque de queda y siete muertos en Honduras tras las polémicas elecciones

0
340

Las violentas protestas en Honduras por un supuesto fraude en las elecciones nacionales, donde el presidente Juan Orlando Hernández se proclamó ganador por un estrecho margen en los votos, ya dejaron al menos siete muertos y más de una veintena de heridos.

Para frenar la ola de enfrentamientos y saqueos que sacuden al país, el gobierno decretó el toque de queda por 10 días y ordenó al Ejército y la policía asumir el control de las calles. La medida se aplica desde las 6 de la noche hasta las 6 de la mañana.

Más de 300 personas fueron detenidas cuando huían con electrodomésticos y artículos de hogar tras los saqueos en centros comerciales en las dos ciudades más importantes del país, Tegucigalpa y San Pedro Sula. Las fuerzas de seguridad recuperaron numerosos objetos robados y trasladaron a los responsables a las jefaturas policiales para ficharlos y encarcelarlos. También hay unos cien arrestados por violar el toque de queda.

Las víctimas fatales son producto de distintos enfrentamientos, algunos con fuerzas de seguridad. Tres de ellos recibieron balazos cuando chocaron con efectivos policiales en San Pedro Sula, al norte del país. Otras dos muertes ocurrieron en el sector de Choloma. El sexto es un hombre de La Ceiba.

El caso más indignación generó fue el de la séptima víctima. Se trata de una joven de 19 años llamada Kimberly Dayana, de colonia Villanueva, al este de Tegucigalpa, la capital. Según denunció su padre, la joven salió de la casa a la noche para ubicar a un tío e informarle que entraba en vigor el estado de sitio. Pero fue interceptada por la policía. “Salieron de un arbusto unos de la Policía Militar disparando a lo loco y la mataron a ella de un tiro en la cabeza”, contó Luisa, hermana de Kimberly.

El vocero de la Policía, Jair Meza, dijo que no podía confirmar el número total de víctimas, pero tampoco lo negó. “No puedo ocultar la verdad que sale en los medios, pero en los datos oficiales no tenemos y no es porque los queremos ocultar, sino porque no ha habido el reconocimiento legal debido”, sostuvo.

Hernández, quien busca la reelección gracias a un recurso legal que le permitió eludir la prohibición que marca la Constitución, mantenía una exigua ventaja de sólo 46.600 votos sobre el opositor Salvador Nasralla, líder de la izquierdista Alianza Opositora contra la Dictadura. El primero tiene el 42,92% de sufragios, contra el 41,42% de su rival.

Como el Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE) aún no ha anunciado al ganador de estos polémicos comicios debido a que aún faltan escrutar 1.024 mesas, tanto Hernández como Nasralla se autoproclamaron vencedores.

Lo grave, y que produjo la indignación de la oposición, es que en un primer momento el resultado favorecía a Nasralla. Los datos preliminares del 57% de la votación realizada el domingo pasado daban 5 puntos de ventajas al opositor. Luego, tras varias sospechosas interrupciones del sistema informático del escrutinio, comenzó a ganar Hernández. El Tribunal Electoral no pudo dar una respuesta clara sobre esta situación.

La incertidumbre continuará dado que el TSE no tiene previsto iniciar el recuento. Sostiene que no puede hacerlo porque el representantes de la Alianza de Oposición contra la Dictadura no se presentó.

Nasralla no acepta el resultado y pidió repetir los comicioso. “Le sugeriría al Gobierno que mejor repita la elección presidencial, con calma y que se retome todo a la normalidad”, dijo.

En medio de esta crisis, el expresidente hondureño y coordinador general de la alianza opositora, Manuel Zelaya, convocó a sus bases a una gran protesta para hoy en las principales ciudades del paí. “Compatriotas, todos a las plazas públicas a nivel nacional a bajar esta dictadura”, dijo el ex mandatario, quien el mismo domingo de las elecciones proclamó a Nasralla ganador del proceso.

El presidente Hernández, en tanto, pidió calma. “Les hago un llamado a quienes participaron en el proceso electoral, particularmente a los miembros de la Alianza, a don Manuel Zelaya Rosales, a Salvador Nasralla, a llamar a sus seguidores a no seguir haciéndole daño a Honduras”, señaló. También sostuvo que aceptará el resultado si en el recuento especial pierde. “Respetaré el resultado de las actas tal y como lo dice la Ley Electoral y los reglamentos”, dijo.

Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here