Tráfico de armas en Rosario: allanaron a policías tras infiltrar una banda e incautaron un arsenal

0
149

La Agencia de Investigación Criminal (AIC) del Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe detuvo en las últimas horas y tras varios meses de investigación a una importante asociación ilícita dedicada a la venta de armas y municiones, en la que hay al menos dos policías en actividad involucrados.

La investigación -que comenzó en marzo y se llevó a cabo con policías encubiertos y un “agente revelador”- culminó esta semana con 12 allanamientos ejecutados en la ciudad de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y la ciudad de San Feliciano, en Entre Ríos, ordenados por los fiscales Valeria Haurigot y Pablo Socca. Los allanamientos fueron ejecutados por las Tropas Especiales (TOE) de la fuerza de seguridad provincial.

En marzo, luego de que la AIC tomara conocimiento de la existencia de la banda, comenzó la tarea del agente revelador, un efectivo infiltrado que realiza tareas para obtener evidencia, quien coordinó un encuentro en el que pactó la compra de 8 fusiles y municiones.

En esa serie de entregas controladas, cuatro en total durante el mes de marzo, los efectivos secuestraron varias armas y gran cantidad de municiones: cinco fuisiles (de las marcas Winchester, Weatherby, Ruger y Mauser, este último modelo 1909 con el escudo nacional argentino) y una carabina calibre .22 con la inscripción “Made in Czechoslovakia”.

Algunas de las armas encontradas en los allanamientos y las entregas controladas
También se encontraron 245 municiones de distintos tipos que fueron entregados en una bolsa de supermercado, una caja de 19 cartuchos con la palabra “Norma”, una mira telescópica con la inscripción “TASCO inspected ASIA”, dos cajas de 50 cartuchos calibre .38 y .45 de la marca Stopping Power y una caja de 50 cartuchos calibre 9 milímetros de la marca Waffen.

Aproximadamente un mes más tarde, los fiscales Haurigot y Socca coordinaron otra entrega controlada en la calle López 435, donde era la casa de César González, el interlocutor de los falsos compradores, según confirmaron fuentes del caso a Infobae.

En ese lugar también se encontró un arsenal potente: tres escopetas, dos carabinas, cuatro revólveres (tres calibre .32 y otro calibre .38), 200 municiones calibre de caza, 70 municiones de FAL, 20 municiones calibre 9 mm, .38, .22 y una caja de cuño que se utiliza para adulterar y suprimir la numeración de las armas.

También se allanó la casa de Sergio González, un policía de la fuerza provincial que estaba en actividad en la Sección Criminalística. En esa vivienda, ubicada en la calle Carrasco al 2200 se encontró una pistola .45, un revólver calibre .22, 13 municiones calibre .22 y cuatro municiones calibre 11.25.

Las armas encontradas en el allanamiento de la casa sobre la calle Bermúdez
Tanto González como su pareja, que también es policía, fueron detenidos y pasados a disponibilidad.

Por último, se efectuó otro operativo en la casa de José Luis Andino, apodado “El Sodero” -ese sería su trabajo-, sobre la calle Bermúdez al 6600, en el barrio La Tablada de la zona sur de Rosario, donde también se hallaron 20 cajas de municiones (lo cuál sumaría más de 1000) calibre 9mm, y calibre .45, varias armas de fuego y documentación a nombre de terceras personas para comprar de manera permitida en armerías. Serían, en total, más de 20 carnets de legitimo usuario de armas y 14 tarjetas de consumo de municiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here