Tragedia en un aeropuerto iraní: un mecánico murió al ser succionado por la turbina de un avión

0
122
Abolfazl Amiri murió tras ser succionado por el motor de un Boeing 737-500 (X: @FlightModeBlog)

Se vivieron momentos de horror en el aeropuerto de Chabahar Konarak en el sur de Irán, donde un mecánico murió tras ser succionado por el motor de un avión de pasajeros Boeing 737-500 de la aerolínea doméstica iraní Varesh Airline.

Según publicó el diario Bild, el motor del lado derecho del avión se había puesto en marcha para una prueba con las tapas abiertas y aunque se había establecido una zona de seguridad alrededor de este, en un trágico descuido, Amiri se acercó demasiado y terminó succionado por la máquina que posteriormente se incendió.

La turbina se encendió durante pruebas de mantenimiento en el aeropuerto de Chabahar Konarak (Instagram: Varesh Airline)

Los restos del mecánico fueron recuperados por la brigada de bomberos del aeropuerto. Las autoridades de aviación iraníes ordenaron una investigación para esclarecer lo sucedido, de acuerdo con información del diario británico Daily Mail.

Este trágico accidente en Irán sigue a un evento similar que tuvo lugar en mayo en el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, en el que un hombre también fue succionado por el motor de un avión de pasajeros de KLM, lo que generó ‘ruidos infernales’ según relataron los pasajeros y miembros de la tripulación del vuelo 1341, que se dirigía a Billund, Dinamarca.
En mayo, en el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, un hombre fue igualmente succionado por el motor de un avión de pasajeros de KLM (REUTERS/Sarah Meyssonnier)En mayo, en el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, un hombre fue igualmente succionado por el motor de un avión de pasajeros de KLM (REUTERS/Sarah Meyssonnier)

Por otro lado, en AlabamaEstados Unidos, ocurrió un accidente similar a finales de 2022. En el aeropuerto regional de Montgomery, una manipuladora de equipaje perdió la vida después de ser succionada por el motor de un avión Embraer E175 de American Airlines.

La víctima, identificada como Courtney Edwards, madre de tres hijos y agente de tierra de Piedmont Airlines, se acercó demasiado al motor a pesar de haber recibido múltiples advertencias para mantenerse alejada durante el apagado de la aeronave.

Fuente Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here