Tragedia ferroviaria: Dos personas murieron al ser arrollado el auto en el que transitaban

0
106

Un trágico accidente entre un tren de carga y un auto conmociona a la provincia de Tucumán. El vehículo en el que viajaban tres personas cruzó las vías sin advertir que venía la formación y fue embestido. A causa de ello, dos hombres murieron.

Todo ocurrió a la altura de la calle Bulnes al 2500. De acuerdo a lo reconstruido por los investigadores, el auto Gol no logró divisar la llegada del tren del Belgrano Cargas porque la zona que rodea a las vías está completamente rodeada de tapias y solo un metro las separa de los rieles.

En el lugar murieron Sebastián Ponce, de 27 años, y César Medina, de 32. El tercer pasajero, un joven de 18 años, fue trasladado de urgencia al hospital Padilla. Llegó consciente, con politraumatismos, un corte en la cabeza, contusiones en el tórax y raspones. Aún continúa internado.

Tal fue el impacto que el vehículo quedó completamente destruido y terminó derribando la pared de una vivienda cercana a las vías. Por su parte, las víctimas fatales eran familiares y fallecieron en el acto, según confirmó al medio Los Primeros el comisario Juan Ibáñez, segundo jefe de la Unidad Regional Capital.

El espacio entre las vías y las tapias es tan estrecho que la Policía, los bomberos y defensa civil tuvieron que treparse a los techos de los vagones para sacar los cuerpos del interior del auto.

El lugar donde ocurrió el trágico accidente había sido abierto por los propios vecinos de la zona, por lo que no había ningún tipo de advertencia sobre el paso del tren. La única forma que tenían para saber que la formación se acercaba era escuchar el sonido del silbato. Sin embargo, aún se desconocen los motivos por los que los jóvenes no alcanzaron a oírlo.

El dolor y la indignación de los familiares de las víctimas

En medio del dolor, los familiares de los hombres fallecidos en el accidente deambularon toda la madrugada del jueves con una bolsa con restos humanos rebotando de comisaría en comisaría porque ninguna quería recibirla, según informó la periodista local Mariana Romero.

Tras el accidente, la Policía le había dicho a los familiares que les iban a dar las bolsas con los restos de los fallecidos. Ahí mismo comenzaron a separarlos y se los llevaron a la morgue para identificarlos.

Sin embargo, una vez que el tren partió, los vecinos se dieron cuenta de que muchos restos habían quedado en el lugar. En ese momento, los levantaron, los pusieron en una bolsa y se los dieron a familiares. A partir de allí comenzó una noche de terror.

La esposa de Ponce y la hermana de Medina se acercaron hasta la comisaría 14 para entregarlos, pero les dijeron que no los podían recibir. De ahí se fueron hasta la seccional 12 y la situación fue igual.

Pasada la medianoche, volvieron a la primera comisaría y llamaron a la prensa local. Finalmente, tras varias horas, un comisario ordenó que la seccional 12 sea quien reciba los restos.

La Justicia Federal está a cargo de la investigación.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here