«Un alumno que violenta lo hace porque también fue violentado»

0
256

Por el profesor Marcelo Arambuena, especial para LA BANDA DIARIO

Si bien el origen de las causas de violencia en la escuela derivan de diferentes fuentes tanto fuera como dentro de los establecimientos, hoy nos alarma la cantidad de casos que se están presentando en todo el país y de forma simultánea.

Un alumno que violenta lo hace porque también ha sido violentado, es decir fue víctima de un contexto y un sistema que no supo cubrir sus necesidades básicas para un sano desarrollo, no sólo en lo económico, sino en especial en lo afectivo.

La falta de límites y modelos auténticos en nuestros niños suelen ser las principales causas de agresión, tanto de sí mismo como hacia los otros pares que lo rodean. Considero también que nuestro sistema educativo y en especial del nivel secundario no está acorde a la realidad social que viven hoy nuestros jóvenes y viceversa.

El modelo social que vivimos poco ayuda a formar un sujeto solidario y con valores, y por el contrario incita a una persona egoísta, competitiva en donde el que no tiene no vale nada. El mercado de consumo los atrapa a nuestros jóvenes de la peor forma en donde las principales propagandas los invitan a entrar al mundo de las adicciones y la destrucción de la familia.

Con los hechos violentos en los colegios, nuestros jóvenes nos están diciendo algo, están llamando la atención, nos piden a gritos que los acompañemos, que estemos con ellos y somos los adultos los que no nos damos cuenta de ese pedido, y cuando queremos ayudarlos, muchas veces ya es demasiado tarde.

Debemos exigir verdaderas políticas de integración social, una imagen audio visual saludable en donde el modelo presentado sea un ejemplo de vida y los ayude a tomar verdaderos camino hacia un futuro seguro.

El modelo que hoy le presentamos está cargado de violencia simbólica en donde el ranking y el exitismo está representado por modelos de la farándula que por lo general dejan mucho que desear desvirtuando principalmente los valores y la familia.

Como adultos comprometidos debemos apuntar a otro tipo de modelos en donde el estudio, la perseverancia y el trabajo responsable sea el verdadero camino hacia el éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here