100 Días para enamorarse: un primer capítulo insulso y polémico

0
756
Gastón (Minujín) y Laura (Peterson) redactan el contrato para poner en pausa durante 100 días a su matrimonio

En el primer capítulo de 100 Días para enamorarse se pudo ver en concreto finalmente lo que se venía anunciado en las notas periodísticas sobre el programa. Dos amigas que son carne y uña desde la adolescencia están en un momento de su vida en el que sus matrimonios, de varios años, no las conforman. El día de su aniversario de bodas, una serie de hechos llevan a una de ellas a que imagine un engaño por parte de su marido que no es real, pero que la hace tomar conciencia de que la relación entre ellos no está bien y durante una violenta pelea frente a sus amigos pide el divorcio. Cuando las emociones decantan aparece todo lo que trae consigo la ruptura de un matrimonio, para la pareja y para los hijos, y ante la propuesta del marido deciden poner una pausa de 100 días en la relación para ver si consiguen recomponerla. A la amiga le ocurre que se reencuentra con un novio de la juventud que es además, sin que él lo sepa, el padre de su hija. Eso y el hecho de descubrir a su pareja actual manteniendo un dialogo erótico con otra mujer por teléfono hace que también decida romper el vínculo.

Finalmente, se notó mucha vacilación para encontrarle el tono a la propuesta. Los contenidos de la historia son dramáticos, sin embargo están contados, tanto por el guion como por las actuaciones en un tono volcado a la comedia humorística. Una definición más clara en este sentido probablemente ayudaría a que la tira luciera mejor. Muy probablemente los episodios por venir nos brindarán una mejor impresión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here