Aumenta el GNC y restringen su venta para asegurar el gas a los hogares

0
448

Las empresas, los usuarios y los funcionarios que tienen injerencia en el sector gasífero están viviendo un lento retorno a los fundamentos que orientaban a la industria en los años 90, cuando se aprobó la ley que regula al segmento, retocada de mil maneras por el kirchnerismo.

Entre los primeros en notar el cambio de rumbo están las estaciones de GNC, que con el gobierno anterior tuvieron un abastecimiento constante de gas (salvo en la crisis de 2007) aunque sus contratos establecían, en algunos casos, que estaban dispuestas a pagar un precio menor por el recurso a cambio de sufrir cortes en el invierno.

La gestión de Mauricio Macri tomó un camino distinto al de Cristina Kirchner. Un Comité de Emergencia integrado por funcionarios y empresarios decidió anteayer por la noche que desde ayer se le corte la porción interrumpible de gas a las estaciones de servicio que tengan contratos bajo esa modalidad. Las restricciones durarán hasta nuevo aviso. Aunque aún no está estipulada la fecha en que el suministro volverá a la normalidad, se estima que será a más tardar pasado mañana.

El Comité de Emergencia también dispuso aplicar restricciones en el suministro a industrias que tienen contratos interrumpibles. Se estima que se trata de al menos 300 complejos productivos en todo el país.

Respecto de los precios, la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos (Cecha) estimó que el m3 de GNC subirá este mes, en promedio, a $ 10 en la Capital Federal y a $ 12 en el interior. En abril también había aumentado, al pasar de $ 6 a $ 8 en la Capital y de $ 8 a $ 10 en el interior, en promedio.

Las restricciones de GNC afectan de manera muy variable a cada provincia. En el caso de Camuzzi, cuya concesión se extiende a las regiones Pampeana y Patagónica, se le recortó el servicio a unas 100 estaciones con servicio interrumpible. A ellas se suman aproximadamente 20 industrias. Bariloche, San Martín de Los Andes y Villa La Angostura son algunas de las ciudades con mayores dificultades.

Una de las zonas afectadas en esa concesión es Mar del Plata. La semana pasada, cuando el Comité de Emergencia dispuso los primeros cortes del año, hubo 19 estaciones de servicio sin suministro. La escena se repitió en bocas de expendio de la costa atlántica.

Córdoba fue otra provincia muy afectada. La semana pasada se les cortó el servicio a 75 estaciones. Este fin de semana ocurriría algo similar. Mendoza y Entre Ríos están en la misma situación.

En cambio, en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires casi no hay problemas porque los dueños de las bocas de expendio contrataron el servicio firme en casi todos los casos.

En la concesión de Gas Natural Fenosa, que abarca 30 partidos de las zonas norte y oeste, hay sólo una boca de expendio con el servicio interrumpido, sobre un total de 390 estaciones de servicio.

Metrogas, la prestadora de la ciudad de Buenos Aires, no registraba ayer ninguna interrupción en el suministro de gas. Sí había industrias con restricciones parciales.

Nuevo esquema
Anteayer a última hora se hizo la reunión del Comité de Emergencia del sector gasífero en el Enargas, el ente que regula la actividad. La encabezaron David Tezanos y Daniel Perrone, respectivamente números uno y dos del organismo. Junto a los empresarios, resolvieron notificar y proceder hoy al corte de GNC e industrias con contratos interrumpibles.

La nota que se les envió a las estaciones de GNC sostiene que «como consecuencia del estado operativo existente en el sistema de abastecimiento de gas natural, fuertemente exigido por las bajas temperaturas y los altos consumos residenciales y lo establecido por las Reglas Básicas de la Licencia y el Reglamento de Servicio, resulta necesario tomar medidas conducentes a efectos de mantener la seguridad del mencionado sistema y garantizar el suministro de gas natural a los usuarios residenciales».

Los dueños de las estaciones tienen motivos para elegir un suministro interrumpible, ya que la diferencia de precio a favor de esa opción representa un ahorro del 25% para el comercio. En el caso del GNC, por ejemplo, el metro cúbico (m3) de gas en el Gran Buenos Aires cuesta $ 4,50 en el caso del servicio firme y $ 3,50 para quienes aceptan cortes en ciertas épocas del año.

De vuelta a la reglamentación
Los contratos de gas

Desde los años ’90, existen contratos de gas firmes e interrumpibles, que contemplan un precio menor a cambio de la posibilidad de cortes

Cambio de rumbo

El kirchnerismo optó por no restringir la venta de gas a estaciones de GNC aunque tuvieran contratos interrumplibles. La administración Macri cambió esa decisión

Comité de Emergencia

David Tezanos y Daniel Perrone, números uno y dos del Enargas, el ente regulador, decidieron junto a las empresas aplicar restricciones desde ayer

Pablo Fernández Blanco/La Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here