Bajaron los robos durante la pandemia pero subieron los homicidios

0
343

Durante el año 2020, con su particularidad de la pandemia, el confinamiento social, el freno a las actividades y las consecuencias económicas para mucha gente, el delito en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires bajó en casi todas sus variantes excepto en los homicidios. Al menos eso es lo que se desprende de la información oficial que difundió este viernes el gobierno porteño en el marco de lo que denomina “Mapa del delito”.

De acuerdo con el informe, la estadística de robos marcan un nivel de descenso que no ocurría desde el año 2000, con una baja superior al 60%, comparado con 2008, el año que registra el récord de casos. También cayeron los robos de automóviles, los robos con motos, los hurtos y los robos con armas.

Sin embargo, los homicidios dolosos subieron en comparación con los registrados en 2019 aun con el “parate” de la pandemia, aunque se encuentran por debajo de los hechos de 2018 y de 2014, año con más crímenes oficializados.

En el Gobierno porteño explicaron que los homicidios dolosos subieron 22% el año pasado respecto del anterior. Se produjeron 124 crímenes, contra 102 de 2019 y 139, en 2018. En 2014, que tiene el mayor registro, hubo 197 homicidios dolosos.

Del total de asesinatos, los ocurridos en ocasión de robo fueron ocho, indicaron, lo que representa el 6,45% del total de homicidios. “En los últimos años, la Policía de la Ciudad esclareció dos tercios de los homicidios en forma inmediata”, aseguró Marcelo D’Alessandro, secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

Los femicidios, transfemicidios y travesticidios representaron el 8% del total de homicidios, es decir, que fueron más estos hechos que los crímenes en ocasión de robo. Hubo un femicidio menos (9) en 2020 que el año anterior, y un travesticidio/transfemicidio más que en 2019 (2).

Según explicaron desde el Gobierno porteño, la causa principal de homicidios fue nuevamente la riña o crímenes de venganza. “Los homicidios subieron por otras causas, no por la pandemia, sobre todo por las relaciones interpersonales”, explicó Diego Santilli, vicejefe de Gobierno. El foco que ellos encuentran se centraliza en los barrios populares 1-11-14 y 21-24/Zavaleta donde, según dijo D’Alessandro, “tuvimos la misma cantidad de homicidios en 2020 que en cuatro años”.

En la 21-24/Zavaleta hubo 19 homicidios durante 2020 (9 más que en 2019) y en la 1.11.14 hubo ocho asesinatos (tres más que en 2019). “En los barrios vulnerables, los homicidios pasaron de 40 a 51 en 2020, mientras que en el resto de la ciudad pasaron de 62 a 73″, explicaron.

La tasa de homicidios cada 100 mil habitantes en 2020 fue de 4,03%, lo que representa, según las estadísticas oficiales, la segunda menor tasasa de homicidios de los últimos 26 años. La anterior mejor tasa fue en 2019, con 3,32%.

El anillo digital, clave para capturar ladrones de automotores, según el gobierno porteño
Si se observa la distribución anual de tasa cada 100 mil habitantes por homicidios dolosos entre 1995 y 2020 se percibe una línea de curvas irregulares, con subidas y bajadas y picos en 1996 (5,97), 2002 (6,45), 2009 (5,66) y 2014, con 6.46.

“El 2020 fue un año atípico en materia de estadísticas de seguridad debido a la pandemia pero los delitos de la Ciudad están en los mejores niveles de los últimos 26 años. Por supuesto, nuestro objetivo para 2021 es estar por debajo de las cifras de 2019″, explicó Santilli.

Los robos en general bajaron en 2020, con un confinamiento duro entre marzo y octubre, 45% respecto de 2019 y se ubicaron, lógicamente, en el menor nivel desde el año 2000. Mientras que en 2019 hubo 62.829 robos, el año pasado se registraron 34.460.

A pesar de eso, el Gobierno porteño aclara que durante enero y febrero meses previos al decreto de aislamiento por el COVID-19 (aunque meses en los que baja mucho la presencia de personas en Capital) ya habían bajado 12% los delitos respecto a todo el año 2018. En enero de 2020 cayeron 13% los robos en relación con el mismo mes del año anterior. “Si se compara el año 2020 con 2018, la caída fue del 52%”, agregaron.

El robo automotor también cayó en 2020: fue un 54% respecto de todo el año anterior. Mientras que en 2020 se produjeron 658 casos, en 2019 hubo 1.424. Para el gobierno porteño, la caída consecutiva desde 2017 del robo automotor tiene menos que ver con la tecnología de los automóviles en relación con los robos que con la implementación del “anillo digital” y el uso del sistema de videovigilancia, que incluye el uso de 10 mil cámaras. “También al sistema de patrullaje preventivo y a las investigaciones de la Policía de la Ciudad”, explicó Santilli. Actualmente la fuerza porteña tiene 19.500 agentes uniformados en actividad en la calle todos los días, divididos en turnos.

La modalidad de robo mediáticamente conocida como “motochorro” también cayó en 2020 60% respecto de 2019. El pico de robos de este estilo fue en 2018, con 11.271 casos. Bajó a 9.360 en 2019 y 3.734 en el año de la pandemia. Los robos con armas también bajaron en 2020: 7.281 casos contra 13.599 de 2019. Más allá de la excepcionalidad del coronavirus, la estadística de robos con arma muestra una tendencia a la baja desde el año 2016.

“Este es el resultado de una política implementada a partir de 2017 con la creación del Sistema Integral de Seguridad Pública y un método de trabajo que modernizó y unificó el abordaje de la lucha contra el delito, con más policías en la calle, más capacitación, equipados con la mejor tecnología y con un control de gestión civil”, explicó Santilli, quien aclaró que pese a la pandemia y la baja de circulación de personas la presencia o el despliegue policial para la prevención de delitos se mantuvo y se evidenció en las detenciones por robos, que subieron un 9% respecto de 2019 (de 7.635 6.979).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here