Crespo: «Passarella me pidió 300 lucas para el fideicomiso cuando le ofrecí volver a River»

0
359

La frustrada vuelta de Hernán Crespo a River en los meses previos al descenso parece tener una explicación. Al menos, la definición de una de las partes sobre lo que sucedió en los primeros meses del 2011. El ex delantero de la Selección recordó como fue el intentó de retorno que terminó en fracaso y apuntó contra el ex presidente del club, Daniel Passarella.

«Yo terminé mi contrato con el Parma y River estaba jodido. No se sabía si iba a descender o no. Desde el Parma me ofrecen renovar, pero yo no quise en el momento. Quería ver qué pasaba con River», contó Crespo, que tiene ganas de dirigir en el país luego de su paso por el fútbol italiano.

El ex futbolista aseguró que viajó a Argentina para tratar de concretar su regreso al equipo de Núñez y poder dar una mano para evitar la caída al Nacional B. «Hablé con Matías Almeyda, que aún era jugador, y me dijo que vaya directamente al entrenamiento a charlar con ellos.Empezamos a buscar casa para vivir y un colegio para las nenas en Argentina», explicó en una entrevista concedida al diario Olé.

El ex delantero recordó como fue su frustada vuelta a River

Crespo contó que Passarrella no lo llamaba pese a que el tema estaba instalado en los medios y que él había realizado un primer acercamiento. Entonces fue al Monumental para intentar hablar con el presidente y ofrecerse para volver a jugar con la camiseta roja y blanca. Allí se encontró con Juan José López, entrenador del equipo en ese momento, y con varios jugadores. El Kaiserno estaba.

«Un utilero me prestó el teléfono y lo llamé en el momento. Le conté que estaba ahí y que quería hablar con él. Me dijo que lo espere, que ya nos íbamos a juntar porque era un momento complicado para él», detalló sobre la charla con el ex presidente millonario. Su estadía en Argentina era de diez días y tenía una clara intención: arreglar su retorno a River.

Passarella le pidió el teléfono y quedó en contactarse con él. Pocas horas después de esa primer charla telefónica, Crespo se cruzó con el ex entrenador en un Shopping del barrio de la Recoleta, donde había ido a comer con su mujer.

«El justo se reunía con alguien ahí y yo fui a saludarlo. Me dijo: «Quiero hablar con vos». Yo, por supuesto, le dije que había vuelto al país para eso. Y ahí llegó la frase. Me dijo: «Escúchame, ¿no tenes 300 lucas? Necesito para el fideicomiso y otras cosas», contó.

Crespo no podía creer lo que estaba escuchando. «Me quería morir. Quería hablar con él para volver a River y me vino con esto», recuerda. Le respondió con educación y sorpresa. «Mirá Daniel. Si es para comprar jugadores, te puedo dar alguna mano desde Italia. Arreglar algún encuentro con alguien. Ya está, gracias. Chau», fueron las pocas palabras que le sirvieron de respuesta.

El ex delantero millonario asegura que hoy puede contar esa situación pero que en aquel momento no lo podía hacer. El clima en River era muy espeso y el descenso se había convertido en un final anunciado. La presión en el club subía y los resultados no llegaban. «Si yo lo decía en el momento, lo estábamos velando a Daniel», sostuvo.

«Fue un dolor horrible. Volví a Italia y le dije al presidente de Parma que no tenía ganas de jugar. Me pidió una mano, que estuviera un tiempo más en el plantel. Firmé por un año y a los seis meses me retiré. Quedó como que yo no quise volver a River, pero eso no es verdad»,sentenció.

Playfútbol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here