Delincuentes asaltaron una pollería y se llevaron $250.000

0
445

En menos de 48 horas, y tras un trabajo de inteligencia, delincuentes sustrajeron cerca de 3 millones de pesos en sendos golpes.

El primer golpe fue el de los delincuentes que interceptaron una camioneta y se llevaron 2.600.000 pesos, el segundo, el de los malvivientes que ingresaron en una distribuidora y se alzaron con más de 185.000 pesos y 30 mil en cheques.

Ahora, otro grupo armado dio un nuevo golpe. Esta vez las víctimas fueron los empleados de una distribuidora de pollos de La Banda -ubicada sobre Ruta 51, pasando el Canal Revestido- quienes se encontraban cargando y descargando camiones.

Según consta en la denuncia realizada por el dueño del comercio, el violento asalto se registró en las últimas horas de este miércoles cuando siete empleados se encontraban trabajando en un camión que había regresado de hacer ventas en el interior, mientras otros preparaban el vehículo que tenía que iniciar el reparto.

En ese momento, los obreros fueron sorprendidos por al menos cuatro sujetos armados, quienes los obligaron a tirarse al suelo. Allí los despojaron de sus pertenencias. Luego uno de los ladrones se trasladó hasta uno de los camiones estacionados y tomó de su interior una caja metálica que tenía 250.000 pesos.

Antes de darse a la fuga, uno de los delincuentes se apoderó de la mochila de un empleado, guardó la caja y salió hasta donde los esperaban sus cómplices.

Antes de retirarse, los malhechores le quitaron el teléfono celular sólo a uno de los obreros. Esta acción llamó la atención de los investigadores, puesto que todos tenían sus móviles.

Cuando cumplieron con el objetivo, los ladrones se dieron a la fuga, aparentemente en dos vehículos que los esperaban en la zona. Inmediatamente, las víctimas llamaron a la policía.

El fiscal de turno -Dr. Hugo Herrera- se hizo presente en el lugar junto con personal de la Comisaría 12 y Criminalística y supervisó los trabajos que se llevaron a cabo en el lugar.

El representante del Ministerio Público solicitó a los efectivos de la División Delitos Comunes que se hicieran cargo de las averiguaciones y del secuestro de todas las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y de los celulares de los empleados.

Fuente: el liberal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here