El Reino Unido comenzará a ofrecer la vacuna contra el COVID-19 a los menores de 50 años

0
142
Un centro de vacunación en Salisbury. (Andrew Testa/The New York Times)

El Reino Unido anunció este lunes que alcanzó antes de lo esperado uno de los principales objetivos de su campaña de vacunación contra el COVID-19: ofrecer al menos una dosis de la vacuna a toda la población mayor de 50 años, grupos de riesgo y personal de salud para el 15 de abril.

Esa fecha fue alcanzada con tres días de anticipación, por lo que la administración de Boris Johnson comenzará con la próxima etapa, que alcanzará a los menores de 50, “en los próximos días”. “Hemos pasado una etapa muy significativa en nuestro programa”, expresó al respecto el mandatario.

Medios locales reportaron que la población de entre 40 y 50 años en Inglaterra será el primer grupo demográfico en ser contactado para aplicarse el inmunizante. Ello se formalizará una vez que el comité conjunto para la vacunación e inmunización publique los nuevos lineamientos, algo que se espera para finales de esta semana. Los gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte luego decidirán si seguir o no las recomendaciones.

Más de 32 millones de personas (de 66 millones de habitantes) recibieron al menos una primera dosis en el Reino Unido. Según el sitio especializado Our World in Datala cifra representa el 47,32 por ciento de la población. En total, se han aplicado casi 40 millones de dosis, lo que da un total de 58,32 cada 100 personas (es decir, incluyendo también a aquellos que han completado el programa de inmunización).

Boris Johnson. Captura BBCBoris Johnson. Captura BBC

El ritmo de inoculación, que se vale de dosis de los laboratorios Pfizer, Moderna y AstraZeneca, continúa a buena velocidad. El 10 de abril, última fecha para la que hay datos disponibles, se aplicaron suficientes dosis para cubrir el 0,56 por ciento de la población.

El objetivo de llegar a toda la población adulta a finales de julio podría verse alterado por la decisión de limitar la administración de AstraZeneca a los mayores de 30 años como medida de precaución ante la aparición de casos de trombos raros, si bien estos son muy poco frecuentes.

No obstante, el impacto positivo de la campaña en el Reino Unido es tangible. Según la agencia de Salud Pública, actualmente hay 2.862 personas hospitalizadas como consecuencia de la enfermedad, una baja mayor al 90 por ciento desde el pico -superior a las 35.000 personas- de mediados de enero, cuando el proceso recién comenzaba. Este lunes se registraron 13 muertes en todo el territorio, cuando a mediados de enero llegaron a haber más de 1.800.

El éxito de las vacunas llevó a que el gobierno inglés implemente la primera etapa de las reaperturas anunciadas a principio de año, tras meses de estrictas restricciones. Este lunes volvieron a abrir distintos comercios considerados no esenciales, entre ellos bares y restaurantes -aunque solo espacios al aire libre- peluquerías y tiendas de ropa.

Numerosos ingleses fueron a bares locales en el primer día de su reapertura tras las restricciones sanitarias impuestas para mitigar el impacto del COVID-19. (AP Photo Jon Super)Numerosos ingleses fueron a bares locales en el primer día de su reapertura tras las restricciones sanitarias impuestas para mitigar el impacto del COVID-19. (AP Photo Jon Super)

También abrieron piscinas y gimnasios -aunque sin clases de grupo-, centros cívicos y bibliotecas y los alquileres vacacionales -pero no aún los hoteles- restringidos únicamente al núcleo familiar. Los ingleses tendrán que esperar sin embargo al 17 de mayo para poder volver a espectáculos y museos y ver a familiares y amigos en interiores.

Eso así, advirtieron las autoridades sanitarias, siempre y cuando no se dispare el número de casos por la llegada de nuevas variantes o el no respeto de las reglas.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here