Encerraban a sus hijos y convertían la casa en un prostíbulo

0
481
Foto Web

El matrimonio fue denominado por la policía bonaerense como «el clan Caramez». La pareja, después de encerrar a cinco de sus hijos en una habitación, convertían la casa de Ezpeleta, en Quilmes, donde vivían, en un prostíbulo.

Así lo informaron a LA NACION fuentes policiales. Además, según los voceros consultados, el matrimonio detenido obligaba a una de sus hijas a hacer las veces de «mesera sexy».

«El matrimonio encerraba a cinco de sus hijos en una habitación para que «no molestaran», excepto a la mayor de 13 años que era moza mientras sus padres cobraban los tragos que la chica repartía. La investigación y posterior allanamiento se pudo realizar gracias a las denuncias de los vecinos que observaban como llegaban chicas para prostituirse en remises. De acuerdo a la investigación, muchos de ellos cobraban un dinero extra para no hablar con las autoridades», explicaron fuentes policiales.

Encerraban a sus hijos y convertían la casa en un prostíbulo
Encerraban a sus hijos y convertían la casa en un prostíbulo Crédito: Policía de la provincia de Buenos Aires

Los operativos que terminaron con la detención de la pareja fueron hechos por personal de Jefatura Departamental Quilmes de la policía bonaerense.

Los detenidos, que tienen 43 y 31 años, tenían ambientada la casa como un boliche. Además de DJ, había barra de tragos y hasta una persona de seguridad en la puerta.

En el lugar fueron identificadas cinco mujeres víctimas.

Encerraban a sus hijos y convertían la casa en un prostíbuloEncerraban a sus hijos y convertían la casa en un prostíbulo Crédito: Policía de la provincia de Buenos Aires

Fuente: La Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here