Enrique Pinti habló del escándalo del vacunatorio vip: “Hay que ser flor de cretino para hacer una cosa como esa”

0
372

A sus 81 años y siendo una persona de riesgo por sus enfermedades preexistentes, nadie duda que Enrique Pinti debería tener prioridad a la hora de recibir la vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, en diálogo con Eduardo Paladini para Lado P, en Radio Rivadavia, el actor reconoció que se negó a formar parte de grupo de los cien famosos elegidos para participar de una campaña de concientización sobre la importancia aplicarse la Sputnik V.

“Yo he tenido siempre muy en claro que no hay que pasar por encima de los demás. No es que me crié en un mundo mejor, de ninguna manera. El mundo era una porquería igual que ahora, como dice (Enrique Santos) Discépolo. La recomendación y el ‘yo soy amigo de tal’, es una cosa que vengo viendo desde que nací”, explicó el actor frente al escándalo del Vacunatorio Vip que terminó con la renuncia del Ministro de Salud. Ginés González García.

“Nosotros solamente tenemos que esperar nuestro turno, como cualquiera”, dijo en relación a la colonia artística. Y aseguro que, en este momento en el que las páginas colapsan cunado la gente intenta sacar turno para recibir la vacuna, no es necesaria ninguna campaña con famosos. “Esto no es un jabón de tocador o un artefacto doméstico, que si lo usa Fulana o Mengano yo también lo quiero”, explicó.

Luego amplió: “Eso surgió en un momento en el que mucha gente se resistía a la vacuna y pensaron que podía ser influenciada por los famosos. Pero, el otro día, mi representante (Cipe Fridman) y yo nos quedamos secos tratando de llamar hasta que, finalmente, conseguimos un turno para mí a las 4:20 de la mañana. Ese colapso indica que todos tienen claro que se tienen que vacunar. ¡Y estamos hablando sólo de los de más de 80!”.

Enrique asegura que vivimos en un Cambalache permanente, como dice el tango de DiscepoloPinti explicó que, desde que comenzó la pandemia del COVID-19, se refugió en su domicilio para protegerse. “La única vez que salí al balcón me dijeron: ‘Metete adentro, Enrique, que te queremos vivo’ ¡Imaginate si llego a caminar por la calle”, contó. Y dejó en claro que, más allá de que no lo haría por una cuestión de ética, de ninguna manera se sometería al escarnio público de aceptar un privilegio.

En relación a quienes sus contactos políticos para acceder a la vacuna antes de tiempo, en tanto, Ernique reconoció que era algo que estaba ocurriendo en varios países. Pero aclaró: “Acá esto no es novedad. Siempre es el recomendado. ‘¿Che, no conocés a nadie?’ ‘Mirá, acá tengo una tarjeta que alguien me dio…’ Y siempre queremos utilizar el atajo. Lo que pasa es que en este momento que estamos en pandemia, que es un problema de salud mundial y que está llevándose a millones de personas, se necesita ser más que cretino para hacer una cosa como esa. Lo único que hace es pintarlos de cuerpo entero”.

Finalmente, Pinti concluyó: “En su afán de querer ganar votos, tanto los oficialistas como los opositores, meten la pata. Se hacen los buenos o comenten actos de corrupción. Y terminan perdiendo. Uno siempre dice: ‘Estos van a ser distintos’. Pero después te cag…igual. Es una especie de Cambalache permanente. Me dicen que Discepolín era demasiado pesimista. Pero hace sesenta años decía lo mismo que decimos ahora. Y eso significa que no hemos evolucionado como sociedad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here