Este sábado, tres seminaristas serán instituidos como Ministros Lectores

0
342

Este sábado 20 de agosto, los jóvenes seminaristas Nicolás Sebastián Arce, Facundo Gonzalo Gallego y Ramón Ricardo Silva (éstos dos últimos de la ciudad de La Banda), serán instituidos ministros lectores por monseñor Vicente Bokalic. La ceremonia tendrá lugar en la parroquia Santiago Apóstol de La Banda, en la Santa Misa de 20 horas; luego de una jornada vocacional que comenzará ese mismo día a las 16 horas.

Al respecto Facundo Gallego comentó, «el lectorado es un ministerio, es decir, un servicio que un fiel brinda a sus hermanos por un especial encargo de la Iglesia. En nuestro culto católico, contamos con tres ministerios instituidos (es decir, que son conferidos por una bendición y un envío del obispo): el lectorado, el acolitado y el catequista. Son ministerios laicales: los puede recibir cualquier bautizado o bautizada que tenga las debidas condiciones y que, a juicio del obispo, sean aptas para servir al Pueblo de Dios».

Más adelante apuntó, «pero, dentro del camino de la formación sacerdotal, los seminaristas están llamados a recibir los ministerios de lectorado y acolitado. Como futuros ministros del altar de Dios, deben acercarse a la Palabra y a la Eucaristía con especial espíritu de servicio y de amor para ayudar a sus hermanos en la lectura y escucha de la Sagrada Escritura y presentando la ofrenda que la Iglesia hace en sus celebraciones; y, de esa manera, puedan llegar más preparados a la futura ordenación sacerdotal».

«Así, Dios, que a todos nos llama a ser santos por nuestro bautismo, elige a algunos hermanos para ejercer estos ministerios y santificar su vida sirviendo a los demás con la Palabra y el Pan que dan la Vida», añadió el futuro sacerdote.

En esta ocasión Facundo Gallego, Sebastián Arce y Ramón Silva, serán instituidos ministros lectores: gracias a esta bendición especial de monseñor Vicente, ellos quedarán al servicio de toda la Iglesia de Santiago del Estero y donde se requiera su amor por la Palabra.

Ellos serán los primeros responsables de:

· Leer la Palabra de Dios en la asamblea litúrgica, es decir, en la Misa y en los demás sacramentos que se celebren; pero no el Evangelio.

· Cantar o recitar el Salmo si falta el salmista.

· Proclamarán las intenciones de la Oración de los Fieles si falta un diácono.

· Dirigir el canto y la participación de los fieles en las celebraciones.

· Instruir a los hermanos para recibir dignamente los Sacramentos, es decir, es también un catequista.

· Ayudar a los hermanos a prepararse para leer la Sagrada Escritura de manera litúrgica y también personal.

El Papa San Pablo VI enseña: “el lector es consciente de la responsabilidad adquirida, y debe procurar con todo empeño y poner los medios aptos para conseguir cada día más plenamente el suave y vivo amor, así como el conocimiento de la Sagrada Escritura, para llegar a ser más perfecto discípulo del Señor».

Por último Facundo Gallego pidió a los fieles oraciones, «por las vocaciones, para que el Señor envíe más servidores de su Palabra y de su Altar, para que nos de laicos comprometidos con su misión, sacerdotes celosos en su ministerio, y consagrados llenos de amor por el pueblo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here