Fenómeno del Niño: La crecida del río Iguazú destruyó pasarelas en las Cataratas

0
204

Las Cataratas del Iguazú, ubicadas entre Argentina y Brasil, registran una crecida histórica. Por primera vez Parques Nacionales decidió cerrar el recorrido por la suba del agua. Esta semana un caudal de 24,2 millones de litros por segundo, marca récord en casi una década, según el concesionario del Parque y la causa tiene que ver con el fenómeno meteorológico El Niño.

Entre el domingo y lunes, el agua de las Cataratas del Iguazú arrasó con 60 tramos de las pasarelas que conducen a la Garganta del Diablo. En las últimas horas, evaluaban los daños y el estado del circuito para definir la reapertura del paseo.

Las imágenes del lugar muestran el río caudaloso y embravecido, y las pasarelas cubiertas por agua y según informaron inundaciones como esta podrían repetirse al menos hasta el mes de abril, fecha en que empezaría a declinar el poderoso fenómeno del Niño.

El meteorólogo Favio Cabello, director de la Oficina de Prevención de Desastres Naturales de Posadas, sostuvo en diálogo con el diario Clarín, que si se cumplen los pronósticos, la región enfrentará el segundo fenómeno El Niño más intenso de la historia. “Va a desplazar al fenómeno que se registró en período 1982/1983” y que provocó grandes inundaciones en todo el Litoral.

Según la empresa Urbia, que monitorea las aguas junto con el Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad, la cifra de 24,2 millones de litros excede 16 veces el caudal de 1,5 millones de litros por segundo considerado normal, en base a datos históricos.

De acuerdo con esos registros, ese flujo solo había sido superado en 2014, cuando llegó a 46,3 millones de litros por segundo. La marca anterior data de 1983, con 35 millones de litros por segundo, según Urbia.

Las lluvias en temporada primaveral son intensas, pero ahora está potenciado. Esta situación se va a mantener hasta abril o mayo, bien entrado el otoño. Y en esos meses puede haber efectos tornádicos, corrientes descendentes de vientos, tormentas destructivas y granizo.

Entre mañana y viernes vuelven las lluvias intensas en las cuencas de los ríos. Se estima entre 100 y 150 milímetros pero en algunos lugares puede llegar a los 200 milímetros.

Desde que se inició el fenómeno, Misiones ya padeció el desborde del río Uruguay y ahora sucedió algo similar con el Iguazú y el río Paraná. La central hidroeléctrica de Yacyretá abrió sus compuertas y empezó a bajar el nivel del lago para intentar contener parte de la inundación que baja por el Paraná.

Clarin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here