Hermana de Diego Maradona apuntó contra Dalma y Gianinna: “Estaba abandonado por las hijas”

0
227

Tras la muerte de Diego Maradona se encrudece la pelea de su entorno. Desde hace un tiempo las hermanas del ex jugador mantenían un mal vínculo con Claudia Villafañe y sus hijas, Dalma y Gianinna.

En ese contexto, Ana -una de las hermanas del 10- dio una nota en “Los Ángeles de la Mañana”, El Trece en la que apuntó directo contra sus sobrinas: “(Diego) estaba abandonado por las hijas. ¿Cuándo vinieron las hijas a verlo? Nunca, jamás, eso lo puedo comprobar”.

Nosotros no estamos en contra de ellas, ellas están en contra de nosotras, no sé por qué, que hablen ellas y digan... Ellas no serían nada si no fuera por su padre; si eran hijas de Juan Pérez, ¿quién las iba a tener donde están?”, dijo en cuanto al vínculo.

La mujer también se refirió a los dichos de Yanina Latorre quien había afirmado que las hermanas del ex director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata vivían de él y que “habrían cobrado 100 mil pesos por cuidarlo un fin de semana”.

“Quiero aclarar que esa señora (Latorre) no sabe nada. Ella está mandada por las hijas de mi hermano. Que se calle, que me deje hablar, irrespetuosa. ¿Que yo cobraba por estar con mi hermano? ¿De dónde sacó eso? Que lo compruebe”, manifestó.

Yo jamás recibí dinero; si no, tendríamos que tener aunque sea un aire (acondicionado), no deber expensas, como tenemos deudas. Mis hijos y los hijos de mis hermanas no viven de Diego. Él era generoso, nos regalaba algo, nosotros no vivimos de él nunca, jamás”, señaló Ana.

Que se quede callada y que no nos entierre a nosotros. Encima del dolor que tenemos, porque nosotros sí que tenemos dolor, no ellos por el testamento. El dinero nunca nos interesó”, agregó.

Sobre la nota que dieron a “Intrusos”, América reveló: “Él (por Diego) nos mandó para defenderlo, que tenía familia”.

Sobre los últimos días del ex jugador contó: “Nosotros lo veíamos, preguntale a las hijas a ver cuándo lo vieron… Nunca nos encontramos con ellas. Jana sí estaba y Verónica (Ojeda) iba con su hijo.

Cuando estuvo internado estuvimos todas ahí. La ultima de mis hermanas que lo vio fue Kitty. Nosotros lo vimos en el sanatorio, después de la operación. Hablamos del amor que le teníamos, el cariño, el respeto que le teníamos. Nosotros sí le teníamos respeto”, finalizó sobre lo sucedido en la clínica.

Primicias Ya

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here