Alfredo Casero: «No recomiendo a nadie ponerse en contra de un gobierno como este»

0
432

0013790587A dos días del ballotage que definirá quién será el presidente de la Argentina por los próximos cuatro años, el actor y humorista Alfredo Casero dio su opinión sobre el proceso electoral, defendió a Mauricio Macri, y criticó a su colega Leonardo Sbaraglia, quien mostró una inclinación oficialista al decir que votar al candidato de Cambiemos es «tirar todo a la mierda».

Casero, quien estuvo de invitado en el programa Animales Sueltos, aprovechó el espacio para cuestionar a los actores militantes. «A Sbaraglia le fue bien en España y luego cuando a España le fue mal, vino a acá por su cercanía a (Héctor) Alterio o porque serán peronistas de raza. La verdad es que la gente tiene que darle de comer a sus hijos y no le recomiendo a nadie ponerse en contra de un Gobierno como este», apuntó.

El humorista recordó su experiencia y la represalia que sufrió cuando tuvo expresiones distintas a la del kirchnerismo. «En mi caso, directa o indirectamente, cualquier cosa que haga, nos las puedo promocionar en la mayoría de los medios con los que están ellos».

«Lo artístico ha quedado relegado y solamente el muestreo de la vida de las personas, las alcahueterías y las boludeces, hicieron que en todos estos años la cultura haya terminado siendo una utopía», lamentó.

En relación a la actitud militante de varios de sus colegas, Casero agregó: «Ser actor ahora es cualquiera. A mí no me da ser actor militante. A mí me sale ser persona común con un don que Dios me dio que es hacer reír a la gente y ser un buen republicano que es lo único que voy a defender con la vida».

Casero rescató así un término olvidado en los últimos años: el republicanismo. «Un buen republicano es la persona que respeta que los poderes estén separados, que sean 3 y que cada uno cumpla su función. Que ningún otro Gobierno nunca más presione, de ninguna manera, ni sea porque se le permita comprar todas las televisoras o todas las radios o por inventarse cosas solo para tener una propaganda constante por todos los medios».

Para el actor, esa metodología «impide que la gente tenga discernimientos y pueda fundar inteligentemente un grupo que esté en contra de lo que los otros piensan». «Eso me parece por sobre todas las cosas, coartar las libertades», enfatizó.

En este sentido, insistió en «que haya un Gobierno que no use más al Congreso como una escribanía» y recordó que «la época de (Raúl) Alfonsín fue para tratar de congeniar con todos para darle paz al ciudadano» y que ahora «necesitamos la gobernabilidad absoluta para no ser dependientes de otro».

Consultado sobre el debate del último domingo entre Macri y Scioli, Casero aseguró que «no fue un debate presidencial. Eran dos tipos que se estaban peleando». Y dio su punto de vista: «Un debate es tener claro las ideas de qué es lo que va a pasar de acá a 20 años y no ver la manera en que yo te voy a cagar a vos, eso no sirve, no sirve».

En este sentido advirtió que desde el oficialismo se intenta meter miedo. «De acá a 20 años no tenemos una idea, tenemos la amenaza de una señora presidente que dice: ojo, a ver si me tiene que llamar a mí en el 2019 porque se les pudre todo».

«Dejarle un gobierno en ingobernabilidad es lo mismo que dejarle a otro capitán la nave en condiciones absolutamente deplorables, incluso sin posibilidad de gobierno, dependiendo de ellos, que no están arriba del gobierno», agregó.

Para Casero, «cada pueblo tiene el gobierno que se merece» y por eso pidió a la sociedad ser inteligente. «No sé de dónde va a salir la plata para los subsidios, no me interesa la cosa política,lo único que pido es un gobierno inteligente y preparado. Gracias a dios mucha gente de la que va a traer Macri está preparada», afirmó. Además, confirmó que votará por él.

Para justificar su decisión, Casero explicó: «el modo de pensar tiene que ver con la mecánica:genéticamente el papá de Macri hizo grandes negocios, salvo que su madre haga malos negocios. Macri debería hacer buenos negocios para el Estado, no para los amigos. Podría hacer como en Italia con el Mani pulite», enfatizó.

«Podemos putear por lo que pasó pero tengo esperanza en lo que viene. Estamos urgidos por votar como nunca antes, necesitamos sacarnos este problema de encima, el desgobierno, el llenar de gente todo lo que pudieron y dejar al otro gobierno en pelotas…. Quiero un país que tenga instituciones», reclamó.

Para finalizar, Casero no le reconoció ningún hecho al gobierno de Cristina Kirchner, es más, dijo que solo acumula cosas «dolorosas» que no puede olvidar. Aclaró que no son los malos modos, pero no perdona, por ejemplo, «ser amigos íntimos de Venezuela, de Maduro, un tipo que subió por medio de un fraude» o «hacerse socio de Putin y de los chinos».

Teleshow

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here