La operación militar que terminó con el jefe terrorista

0
147

Crédito foto: AP

El líder de Al-Qaeda murió ayer tras un tiroteo conducido por fuerzas especiales norteamericanas en el marco de un operativo secreto llevado a cabo en una residencia ubicada a 56 kilómetros al norte de Islamabad, Pakistán.

De la operación participaron cuatro helicópteros que sobrevolaron la custodiada mansión de Abbottabad, donde el terrorista se encontraba hace al menos cinco años, según señalaron fuentes del Pentágono y que reprodujeron medios norteamericanos.

El viernes, pasadas las 8 de la mañana hora de Washington (una hora más en la Argentina), Obama dio luz verde a la operación, que tuvo lugar el domingo. Ese día, la residencia, que está ubicada a 60 kilómetros al norte de la capital pakistaní, fue asaltada por al menos 20 soldados de elite.

Los uniformados que ingresaron a la fortaleza donde se escondía el terrorista más buscado del mundo forman parte de la Seals, la secreta y letal tropa de elite. Los soldados redujeron a la seguridad de la mansión utilizando dispositivos de visión nocturna, rifles especiales de asalto y granadas.

Los orígenes de la operación pueden ubicarse cuatro años atrás, cuando responsables de inteligencia lograron finalmente identificar al mensajero personal de Bin Laden, según indican los principales diarios norteamericanos.

De acuerdo con lo señalado por las fuentes consultadas por los periódicos, el terrorista se resistió y fue abatido de un disparo en la cabeza. Durante esa acción una mujer resultó muerta y desde la Casa Blanca se cree que se trataría de una de las esposas de Bin Laden.

John Brennan, asesor de alto rango de Barack Obama en temas relacionados con el terrorismo, dijo a periodistas que su cuerpo estaba posicionado en una forma en que «estaba siendo usada como un escudo». Sin embargo, Brennan indicó que no era claro si la mujer se había puesto a sí misma en la línea de fuego, o había sido ubicada allí como un escudo por Bin Laden o su hijo. Otras versiones indicaron que la mujer habría sido quien lo entregó.

Brennan también dijo que las fuerzas norteamericanas que mataron a Bin Laden lo habrían capturado vivo si hubiesen tenido esa posibilidad. Aseguró que la Casa Blanca pensó que el terrorista se resistiría, pero que había una «remota» posibilidad de que pudieran capturarlo con vida, y aseguró que estaban preparados para esa eventualidad.

Tras el éxito de la operación, fue el propio presidente de los Estados Unidos quien en cadena nacional comunicó la noticia de la muerte del terrorista más buscado del mundo, a poco de cumplirse 10 años del atentado que cambió la seguridad mundial.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here