La Quiaca: Hospital puede colapsar por rebrote de Covid-19

0
164

En pleno verano, pero con temperaturas de otoño (mínimas de hasta 3 grados), la ciudad de La Quiaca transita un rebrote de Covid-19, del cual son responsables los propios habitantes que continúan con las «juntadas».

En el último operativo, en La Quiaca se realizaron 235 test en total: 48 PCR, 123 antígenos y 64 Serokit, con 48 positivos.

Un total de 4.809 viviendas fueron visitadas por el personal de salud. En 2.795 hogares se pudo realizar el control de salud correspondiente a los días lunes, martes y miércoles.

El trabajo del hospital «Jorge Uro», Ministerio de Salud y la colaboración del Ejército y Policía, en los tres días detectó 48 nuevos contagiados, por lo que el número se incrementó en relación a la semana anterior.

Con este panorama, la directora interina del hospital quiaqueño, Gloria Rivero, anticipó una dura realidad: «el hospital está por colapsar debido a la gran cantidad de personas que concurren para atenderse. La mayoría de las camas están ocupadas, tenemos decesos y pacientes que fueron derivados a la capital jujeña en estado crítico», enfatizó la funcionaria.

Los pacientes activos son 159, mientras unas cincuenta personas le ganaron al virus recuperándose favorablemente, y hasta la fecha hay un deceso en lo que va del año en esa jurisdicción.

El hospital de La Quiaca cuenta con 44 camas para pacientes con Covid-19, que ahora vuelven a ser ocupadas, en su gran mayoría adultos mayores.

Por el momento no es necesaria la habilitación del hospital de campaña municipal, ubicado en el Centro Integrador Comunitario de ruta provincial 5. Ese lugar cuenta con 12 plazas.

Por otra parte, Rivero agregó: «nos falta recurso humano, el personal está agotado debido al trabajo que viene realizando, atendiendo a pacientes en el hospital, y el seguimiento a unas 600 personas que son contactos estrechos», puntualizó la directora.

La cifra de contagios en tan solo un mes es la más alta en la ciudad fronteriza desde el inicio de la pandemia, con los primeros casos registrados en junio del año anterior.

Las medidas restrictivas por ser «zona amarilla», aparentemente no tuvieron el efecto deseado con respecto a atenuar los casos positivos, que seguirán incrementándose con el transcurrir de las siguientes semanas, según estimó Rivero.

Para finalizar la directora del hospital «Jorge Uro» instó a los quiaqueños a respetar las medidas de bioseguridad y responsabilidad social. «La sociedad es el gran protagonista de que no colapse el sistema sanitario de la ciudad, si siguen el protocolo la cantidad de contagios irá disminuyendo», recalcó.

Las tareas de los últimos días complementaron el operativo sanitario realizado entre el 15 y 17 del corriente a fin de reforzar también el seguimiento de convivientes y contactos estrechos de quienes resultaron casos positivos en esas fechas.

En Villazón

La ciudad boliviana, vecina a La Quiaca, hasta ayer había reportado 947 casos positivos desde junio del año pasado, de los cuales seguían activos 321, recuperados 603 y decesos 23. Cabe mencionar que las cifras no son exactas, debido a que por la campaña electoral presidencial del 2020, quedó de lado el trabajo sanitario que venía realizando el servicio de salud de Villazón.

El Tribuno Jujuy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here