La UE vuelve a discutir el drama de los migrantes tras la tragedia del Canal de la Mancha

0
67
Cuatro días después del peor naufragio de migrantes en el canal de la Mancha, entre Francia Reino Unido, los responsables europeos se reúnen en la localidad francesa de Calais (norte) para reforzar la lucha «contra las redes de traficantes de personas», sin los británicos, excluidos por el gobierno de Emmanuel Macron.

Esta reunión intergubernamental de trabajo comenzará a las 14:00 GMT (11 de Argentina) en la ciudad y reunirá a los ministros responsables de inmigración de AlemaniaPaíses Bajos, Bélgica y Francia, así como a la Comisaria de Asuntos Internos de la Unión Europea y las agencias europeas de policía Europol, y de control de fronteras, Frontex.

El encuentro busca «luchar contra la inmigración clandestina y las redes de traficantes de personas», según la nota de prensa del ministro francés de Interior, Gerald Darmanin, enviada el sábado. Se trata de reforzar «la cooperación operacional en la lucha contra los traficantes, ya que son redes internacionales que operan en diferentes países europeos», explicaba a la AFP personas cercanas al ministro.

La reunión no contará con la parte británica, que sin embargo está en primera línea: Darmanin anuló el viernes la participación de su homóloga, Priti Patel, como respuesta a una carta enviada el jueves por Boris Johnson y publicada en Twitter, en la que pedía a París que se hiciera cargo de los migrantes que llegaran a Reino Unido desde las costas francesas.

En un mensaje a Patel, Darmanin afirmó estar «decepcionado» por las exigencias del primer ministro británico, y consideró que era «aún peor» que las publicaran. El presidente francés Emmanuel Macron echó en cara a Johnson sus métodos «poco serios».

El naufragio, que costó la vida a 27 personas el miércoles, es el peor drama migratorio en el canal de la Mancha, convertido en una ruta con pasos de migrantes diarios a bordo de frágiles embarcaciones.

Las travesías aumentaron a partir del cierre en 2018 del puerto de Calais y del Eurotunel a los migrantes, que aprovechaban estos puntos para esconderse a bordo de vehículos e intentar alcanzar la costa británica.

Según los socorristas, los migrantes intentaron cruzar el Canal a bordo de un «long boat», una lancha neumática de fondo blando y dos metros de largo, cuyo uso va en aumento desde el verano.

Solo un iraquí y un somalí pudieron ser rescatados con vida.

El sábado, el vicepresidente de la Comisión Europea (órgano ejecutivo de la UE), Margaritis Schinas, afirmó que era competencia de Reino Unido resolver sus problemas migratorios.

«Dejaron la Unión Europea» y, en consecuencia, «debe decidir ahora cómo organiza la gestión del control de sus fronteras», afirmó Schinas.

Londres acusa a París de no hacer lo necesario para detener estas travesías de migrantes.

Pero el Ministro del Interior galo, Darmanin, afirmó que en los diez primeros meses del año se han desmantelado 30 redes de traficantes, por 22 en todo 2020, y detenido a 1.500 miembros de estas redes.

Sin embargo, la presión migratoria continúa y Alemania empieza a ser vista como una base de operaciones de los traficantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here