Malena Galmarini: “No es un aumento de tarifas, es una redistribución de subsidios”

0
118

Tras la conferencia de prensa encabezada hoy por la secretaria de Energía, Flavia Royón, en donde se precisó el nuevo esquema de subsidios al consumo de gas, electricidad y agua, la titular de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (Aysa), Malena Galmarini, desestimó de forma categórica que se tratase de un “aumento de tarifas”.

“No es un aumento de tarifas, sino una redistribución de subsidios”, corrigió Galmarini al ser consultada en conferencia de prensa acerca del nuevo esquema de tarifas.

Es una redistribución del subsidio. Entonces, nosotros lo que estamos haciendo con el gas, la electricidad y el agua es redistribuir para que aquellos que tienen la posibilidad contributiva hagan mayor esfuerzo que aquellos que no”, detalló Galmarini.

Y al respecto concluyó: “Entonces, le va a aumentar a algunos y a otros no”. En tanto, la titular de Aysa detalló hoy que la quita de subsidios a usuarios no residenciales será en dos pasos. “Primero se sostendrá el 40% (del subsidio), luego el 20% para llegar a marzo del 23 con el 0%”, aclaró.

Asimismo, Galmarini señaló que “en el caso del agua en promedio el aumento entre noviembre y junio del año que viene será de 1.000 pesos”.

Para ejemplificar los usuarios que se enfrentarán a aumentos de tarifas plenas, Galmarini utilizó una selección de conocidos edificios residenciales. “Quiero mostrarles cómo es hoy en algunos de los edificios emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires cuál es la factura”, comenzó la funcionaria.

De este modo, Galmarini utilizó una serie de filminas con fotografías que ilustraban los frentes de edificios y hasta una casa en San Isidro para exponer su argumento. “Tenemos el edifico Kavanagh con 113 unidades funcionales, y la factura media es 1951 pesos”, comenzó, y siguió: “Por otro lado, tenemos el Chateau de Libertador, también muy conocido con 157 unidades funcionales y la factura media es de $3936″.

Por último, la titular de AySA presentó una vivienda del barrio bonaerense de San Isidro. “Por último, una vivienda en San Isidro que ocupa casi una manzana tiene una factura media mensual de $13.610″, presentó, y deslizó: “Estos son datos sacados de las facturas realmente”.

Segmentación de tarifas

Durante la conferencia de prensa, Royón, precisó que en lo que resta de 2022 “el ahorro fiscal en materia de energía eléctrica y gas será de $ 47.500 millones y anualizado de $ 455.000 millones”, mientras que Galmarini, señaló que en el caso de Aysa será este año de $ 2.000 millones y de $ 45.000 millones para el año próximo.

La segmentación respeta el criterio fijado en el decreto 332/2022, por el que se establecen tres niveles de usuarios según su capacidad económica, que pasará a complementarse con el criterio establecido según niveles de consumo.

En el caso de la energía eléctrica el tope de consumo será de 400 kwh mensuales (550 kwh en zonas sin servicio de gas de red) y en el caso del gas será variable, según categorías y subzonas en todo el país.

Según el subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, el tope se fijará tomando como referencia “el volumen equivalente al 70% del promedio entre los umbrales mínimo y máximo de cada categoría”, mientras el 30% excedente quedaría exento de subsidios, que se quitarán de manera escalonada hasta completar el 167% del precio mayorista del gas.

Royón, al igual que Galmarini, puntualizó que no se trata de un aumento de tarifas, sino una redistribución de subsidios y ahondó en importancia de “instalar la educación del uso sustentable y racional” de los recursos de los tres servicios involucrados.

Con ese criterio, los diferentes funcionarios dieron a conocer diferentes ejemplos de cómo quedarían los valores en las facturas, advirtiendo que al tratarse de una quita de subsidios sobre excedentes de consumo, no puede establecerse un porcentaje general.

Bernal indicó que un usuario de nivel 3 (sectores medios) que en junio abonó una factura de gas de $ 1.650, al final de la quita gradual del subsidio pagará $ 2.146, lo que implica un ajuste del 30,06%.

El subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, indicó que para un usuario de Edesur con un consumo medio de 300 kwh, el monto sin impuestos pasará de $ 1.467 a $ 2.285, con un ajuste del 55,76% al finalizar la tercera etapa de incremento.

Con información de Télam

LA NACION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here