Margarita Barrientos: «En Santiago del Estero hace nueve meses que no tengo ayuda»

0
138
Margarita Barrientos, titular del comedor comunitario Los Piletones, dijo ayer que la falta de apoyo y de abastecimiento la llevaron a cerrar dos espacios por lo que se mantiene preocupada: «Me cuesta mucho mantenerlos. En Santiago del Estero hace nueve meses que no tengo ayuda».
En declaraciones radiales, Margarita dijo que «se acrecentó mucho la demanda de gente que viene, todos los días incorporamos una o dos familias. Muchos vienen por primera vez a pedir ayuda, no solamente de comida».
Los Piletones, que funciona desde 1996 en Villa Soldati y está a cargo de la dirigente social, recibe más de 3.000 personas a diario para darles un desayuno, almuerzo y cena. Sin embargo, pese a su rol solidario, no tuvo más alternativa que cerrar las puertas ante la falta de ayuda.
«En Santiago del Estero hace nueve meses que no tengo ayuda. Tuve que cerrar un comedor por falta de ayuda por que no podía abastecerlo», dijo y señaló sobre el futuro del hogar de abuelos que dirige allí también: «El hogar de abuelas lo abastezco de aquí. Se me está complicando mucho porque no puedo mandar camiones para allá».Por otra parte, Barrientos contó que el comedor que dirigía en la ciudad bonaerense de Cañuelas también tuvo que dejarse de lado porque no pudo seguir manteniéndolo. «Lo que más necesito es que me ayuden para no cerrar ningún comedor más», reclamó luego.

En tanto, Los Piletones fueron el inicio de una serie de obras benéficas que emprendió ella misma y que hoy se expresan en la fundación que lleva su nombre.

En esta línea, Margarita también comprende un Centro de Salud, dos jardines de infantes, un Centro para abuelos, una Panadería, una Biblioteca, un Club de madres, entre otros proyectos.

Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here