Martín Demichelis se mostró descontento por no haber ganado

0
108

Martín Demichelis habló este domingo tras el empate 1-1 de River ante Boca en el Superclásico de la fecha 7 de la Copa Liga Profesional disputado en el Monumental: si bien reconoció que el resultado lo dejó «amargado», defendió su planteo ofensivo en el encuentro con algún palito a la postura rival y profundizó en los puntos altos de su gestión.

«Nos quedó la amargura por no haber podido cerrar lo que buscábamos, no salimos a empatar, queremos ganar siempre, nos pusimos en ventaja y no aprovechamos. Cuando nos empata el rival tuvimos algunas situaciones más sin haber sido extremadamente superiores, el fútbol no se mide por merecimientos pero creo que merecimos un poquito más», argumentó el entrenador.

Más adelante señaló, «No nos vamos contentos, pero sí tranquilos. El sistema no lo cambié, en siete fechas en muchas jugamos 4-3-1-2. Entró Pablo (Solari), el otro día hizo gol, jugó muy bien, (Claudio) Echeverri el otro día jugó muy bien, fuimos con un equipo muy ofensivo como hoy, de los más ofensivos que tuvimos siempre, Rodrigo Villagra se va poniendo bien físicamente, es el que más oficio tiene en esa posición de dar equilibrio, de recuperar, creo que hizo un gran partido».

Por lo pronto, el DT dejó una perlita cuando le pidieron una comparación con el Xeneize: «No me voy a meter en el análisis del rival, no suelo hacerlo. Respeto y aprecio a Diego Martínez, seguramente termine dándole una identidad a su equipo como a Tigre y Huracán, está en esa búsqueda, jamás me metería en su análisis, planteo u objetivos, pero si yo como entrenador de River termino el partido con siete defensores, seguramente no esté respetando la historia de River. Aunque ponga un equipo extremadamente ofensivo puedo perder, pero intentamos siempre ser protagonistas, con Esequiel Barco, Nacho Fernández, con Echeverri, dos delanteros rápidos, tratando de darle un estilo de juego al partido que por momentos estuvo y por momentos el rival nos cerró el camino, pero no sé por el objetivo o el planteo si ellos estarán contentos o no».

Enseguida, Micho debió ahondar en sus decisiones de ataque, como la salida del Diablito: «Claudio tuvo dos infracciones muy fuertes en dos o tres minutos, estaba mareado, con cansancio, había hecho un desgaste, hizo un buen partido, opté por cambiarlo».

Y defendió el ingreso de Franco Mastantuono: «Pesa no haber ganado de local, con nuestra gente, cuando estábamos en ventaja. Si la de Mastantuono termina adentro estaba todo bien. El análisis fino lo haré puertas adentro, a veces no es fácil entrar desde el banco en un clásico».

Por último, detalló la situación de Miguel Borja: «Estaba al cien y por eso consideré que podía ser parte del grupo pero estuvo al límite de poder empezar desde el inicio. Hablé con él por la mañana y era arriesgado llegar a 60 o 70 minutos por lo que había atravesado hace solo 10 días, hizo mucho esfuerzo para llegar. La presencia, el temple de Miguel siempre nos da mucho», elogió al colombiano que ingresó en el segundo tiempo.

Otro cuestionamiento que enfrentó Demichelis fue la salida de Andrés Herrera: «Lamentablemente después el gol vino por ahí, hoy cuando hicimos presiones basculábamos todos para un lado y cuando el rival quiso salir, nos agarraba uno contra uno por los laterales. Agustín Sant’Anna también vino para competir, que haya llegado el gol por ahí seguramente para el mundo exterior quede el análisis de si entré bien o mal, pero también juega el rival. Nos habían gravitado poco, estábamos bien, apareció esa jugada aislada que no pudimos defender». Luego, volvió a poner sobre el tapete a Villagra: «Pidió el cambio, se había acalambrado, hizo un gran desgaste, presionando alto, con Echeverri y Barco, los dos de adelante y a veces él para presionar. Hizo un buen partido».

«Nuestro objetivo nunca va a cambiar, ir por el resultado e ir por el partido. Sí, podría haber puesto a (Sebastián) Boselli pero si venía el gol por ahí hubieran dicho por qué no puse a Sant’Anna que vino para ser protagonista», retomó sobre la defensa.

Poco después, el entrenador repasó ese tramo final del trámite: «El efecto anímico y mental que tiene un gol del rival siempre dura un período que hay que acortar al máximo posible, salir de ese bache, pero después de eso tuvimos algunas más. El rival sintió que nos veníamos, por eso creo que el entrenador termina con esa línea de cinco más el doble lateral, lo buscamos y no convertimos las que tuvimos».

Demichelis reflexionó luego sobre el devenir del equipo en el certamen: «Si bien estamos en la mitad de los 14 partidos en busca del objetivo de clasificar, queremos terminar primeros por superación, prestigio y la historia de este club nos exige esto. Quiero recordar que, en este formato de la Copa de la Liga, Rosario Central no salió primero y fue campeón, hay que clasificar porque después no hay ventaja deportiva ni localía que te ayude. Hay cosas buenas como que no hemos perdido, somos de los que menos goles no hicieron y de los que más situaciones crearon y más goles convirtió. Hay cosas buenas para destacar. Empatar el Superclásico en casa deja sensación de poco por haber estado en ventaja y no poder convertir ese segundo gol para la fiesta riverplatense, pero veamos también el vaso medio lleno».

Nuevamente, el DT debió sobre el final defender la inclusión del volante como única contención en el medio: «Sabía que él tenía que arreglársela en el medio del campo, considero que Villagra hizo un muy buen primer tiempo al igual que el equipo, el rival no nos superó. Hubo momentos de buen fútbol en el primer tiempo y no llegó esa ventaja en el marcador. La rueda de auxilio hubieran sido (Nicolás) Fonseca o (Rodrigo) Aliendro y tenido que sacar a Solari o Echeverri. No estoy contento por haber empatado, no me voy a mi casa a festejar, estoy amargado por no conseguir los tres puntos, pero hubo cosas buenas».

Para cerrar, el técnico evitó tomar el término elegido por quien le realizó la última pregunta: «Preocupado no estoy, sí descontento por no haber ganado. No hay mucho para preocuparse pero sí para corregir, eso está claro. Seguiremos en esa búsqueda. Y tampoco me pongo en el análisis de la historia de los dos clubes, conozco el paladar y la historia de River, yo por haber nacido y crecido acá voy a dejar de ser ofensivo. Como exdefensor del fútbol profesional en 2024 tengo el equipo menos vencido, el año pasado casi lo logramos, pero al mismo tiempo que no hay otra manera de estar a la altura de River que ser predominante, intenso y ofensivo, por eso intentamos estar la mayoría del tiempo en espacio rival».

Fuente: tyc sports

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here