Miguel Coria le dedicó una elegía a Lito Juárez

0
430

La inesperada partida de Walter «Lito» Juárez, provocó un inmenso dolor no sólo en sus familiares sino también en el ambiente artístico de la ciudad de La Banda.

Es así que el reconocido estudioso del folclore santiagueño, Miguel Coria, le dedicó una elegía dedicada a los cantores y musicos santiagueños, «que nos dejaron su voz y su música para la eternidad. Pero especialmente para «el quenero» que este lunes nos dejó».

Cuándo muere un cantor

su voz se aferra

al corazón de la tierra;

y en ese mutismo con mortaja

comienza su vuelo al silencio eterno.

No habrá tiempos ni memoria

que olviden su historia,

solo habrá gloria en su sosiego

y una copla encausada en su final

y su misterio.

Cuándo muere un músico

los pájaros de su tierra

vuelan en cruz y sigilo,

solo se escucha su voz

y en un horizonte marrón

será nostalgia y suspiro;

porque en su vuelo dejará

su canto ancestral

como testigo de su savia

de su canto, de su existir

de esa amistad compartida,

de esa alma repartida.

Cuándo muere un cantor

no lo llores, cántale, rubrica

una trova.

Enséñale al tiempo inexorable

que un cantor en su expiración

nunca…nunca entrega su voz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here