Nicolás, es no vidente y se graduó de abogado en plena pandemia

0
4140

Nicolás Martínez es un joven oriundo de la localidad cordobesa de Bell Ville que es ciego y tras ocho años de estudios se recibió de abogado en plena pandemia de coronavirus.

«Me llevó su tiempo la carrera, fueron 8 años de estudios en una modalidad a distancia. Por suerte no encontré muchas barreras a la hora de cursar la carrera en esa modalidad», destacó en diálogo con Cadena 3 sobre su paso por la Universidad Siglo 21.

Y contó sus motivaciones: «Siempre me interesó conocer la ley, qué derechos tenemos, cómo podemos ejercerlos, siempre fui una persona muy curiosa».

Pese a que aún no definió su especialidad, destacó que le interesa lo que tiene que ver con las personas con discapacidad. Remarcó que hay muchos derechos que les da la ley y que la mayoría no son conocidos.

Su trabajo final de grado fue sobre el Programa Médico Obligatorio, que actúa como base para que las obras sociales den cobertura a personas con discapacidad. Allí encontró «derechos que reconoce la ley argentina y que no son muy conocidos».

Sobre su forma de estudiar, detalló: «Es a través de una computadora, se le instala un software que es lector de pantalla. Ahí se puede acceder a material digitalizado, si está bien hecho y no son imágenes. La universidad lo tenía y fue poco lo que hubo que pedir. Encontré bastante apoyo de la universidad y su sistema».

Además, valoró que siempre tuvo un grupo de compañeros con quienes podía estudiar, más allá de la modalidad. También los docentes «siempre estuvieron abiertos a cambiar consignas» que él no podía realizar o situaciones similares.

Nicolás trabaja en uno de los centros que la universidad tiene en Bell Ville y también participó en torneos nacionales e internacionales de ajedrez.

Martínez vive junto a su pareja, Gabriela, quien también tiene discapacidad visual.

«No videntes somos todos, salvo el que pueda ver el futuro. Se dice ciego o con discapacidad visual», aclaró entre risas y agradeció por el apoyo de su familia y a Fundación Sudecor, que lo patrocinó con una beca.

Gustavo Vinderola/Cadena 3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here