Operativo: Detienen a seis personas, secuestran droga y un millón de pesos

0
467

Millonaria pérdida tuvo una banda narco bandeña -integrada por al menos tres familias relacionadas entre sí- cuando Gendarmería Nacional ingresó a sus domicilios y les secuestró drogas y dinero.

Tras varios meses de investigación, la Unidad de Narcomenudeo de La Banda logró desbaratar una banda narco dedicada a la comercialización de cocaína y marihuana.

La tarea de los gendarmes comenzó hace varios meses cuando la Fiscalía recibió denuncias anónimas de que en las viviendas requisadas -en La Dársena, barrio Gorrini y Mishky Mayu- se vendía droga a toda hora y a plena luz del día.

Investigación

Desde entonces, los efectivos -de la División Narcóticos de la menciona fuerza- comenzaron con las averiguaciones hasta que finalmente se logró determinar con evidencia que los imputados estaban cometiendo un delito.

Con toda la documentación sobre la venta al menudeo de la sustancia, la Fiscalía solicitó al juez de Control y Garantías de La Banda los allanamientos, la detención y el secuestro de todos los elementos vinculados con la causa.

El Dr. Carlos Ordóñez Ducca -juez de turno- dio luz verde a los operativos por lo que pasado el mediodía, más de medio centenar de “verdes” irrumpieron en simultáneo en los domicilios.

Secuestros

Tras varias horas de una minuciosa inspección, los uniformados secuestraron cocaína en bochas y más de 20 kilos en ladrillos de marihuana. Además los acusados tenían en sus domicilios gran cantidad de dinero.

Según se supo, el monto total de la plata hallada en las propiedades ascendería a casi un millón de pesos, los cuales estaban discriminados en billetes de distinta denominación.

También se hallaron balanzas, un ‘picapica’, recortes de nailon, varias plantas de Cannabis. En el lugar los efectivos secuestraron automóviles que tenían en su interior cocaína y marihuana por lo que sospechan que sus dueños iban a salir a entregar la sustancia.

Tras todos los secuestro, la Fiscalía ordenó la detención de seis personas; serían dos parejas y las respectivas madres de las mujeres dueñas de la casa.

Rol y modus operandi

Si bien la Fiscalía continúa con las averiguaciones para determinar cuál era el rol de cada uno de los detenidos en la organización narco, sospechan -por los elementos hallados- que eran los ‘hombres’ de la familia los encargados de las ventas.

Mientras que las mujeres harían el acopio de la sustancia tóxica en sus domicilios para desde allí ser vendidos.

Según se supo, los ‘arreglos’ entre los ‘dealers’ y los compradores se hacían por teléfono y luego se pactaba un lugar para la entrega. En la mayoría de las veces era en los propios domicilios.

Interrogantes que deberán esclarecer los investigadores

Si bien se sabe que los detenidos serían vendedores al menudeo, los investigadores buscan establecer si tenían ‘clientes’ que compraban sustancias para revender.

Además, falta determinar quién o quiénes proveían de la sustancia a los acusados. Según se supo, el resultado de los procedimientos habría generado pérdidas millonarias a los ‘narcos’.

Al cuantioso botín en efectivo incautado, se le suma el costo estimado de la cantidad de ‘mercadería’ que tenían para la venta. Según se supo el ‘cargamento’ estaría valuado en más de 1.500.000 pesos.

Todos los elementos secuestrados y los acusados por orden de la Justicia fueron trasladados a la base de Gendarmería Nacional, donde permanecerán alojados hasta ser indagados.

El prófugo, condenado por portación de armas

Si bien la Justicia trabaja en la causa bajo un fuerte hermetismo, se supo que el prófugo -apodado “El Turco”- no estaba en la vivienda cuando los efectivos nacionales irrumpieron en los domicilios.

Al parecer “El Turco” sería un experto en huidas, puesto que ya una vez -cuando la policía ordinaria irrumpió en su casa- también evadió a los uniformados.

En ese momento, el sujeto -líder de una banda del Bº Gorrini- era buscado tras un incidente donde fueron atacadas tres viviendas por los integrantes de su grupo, la madrugada del pasado 11 de noviembre.

Desde entonces, el acusado era buscado por portación de armas, ya que era sindicado como el autor de la balacera que cayó sobre uno de los domicilios.

Según las averiguaciones, el acusado no habría entregado la comisión que le correspondía a uno de sus “soldados” que había realizado la venta de drogas.

“El Turco” fue atrapado en Mar del Plata -por la Policía Federal- cuando descendía de un colectivo junto con su grupo familiar para vacacionar, el pasado 21 de enero.

Tras ser extraditado, fue detenido en La Banda donde permaneció tras las rejas hasta fines de febrero cuando reconoció el hecho cometido y pidió ser sometido a juicio abreviado.

Por tratarse de un delito excarcelable, recibió una pena de un año de prisión en suspenso y además debía cumplir estrictas medias de conductas, entre ellas no cometer nuevos delitos.

Fuente: el liberal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here