Para Luis Espert un ñoqui, «es un chorro que lo tenés que echar a patadas”

0
111

Luego de idas y vueltas en los últimos años, la relación entre los liberales José Luis Espert y Javier Milei vuelve a fluir. El diputado nacional de Avanza Libertad se comprometió a lograr consensos en el Congreso para avanzar con las reformas que pretende encarar el presidente electo que asumirá formalmente el gobierno el próximo 10 de diciembre, entre las cuales se intuye que se buscará el achicamiento del Estado. En ese sentido, defendió “cerrar las áreas que no sirven para nada” y definió que “un ñoqui es un chorro que lo tenés que echar a patadas en el culo”.

A días que Milei envíe la ley “ómnibus” de reforma integral del Estado, Espert aclaró que no conoce “nada con rigurosidad” porque aún no ha llegado al Poder Legislativo pero que “está aportando mucho desde el Congreso” junto con otro grupo de diputados “para generar los consensos para que esa ley camine”. “No solo he hablado con Javier (Milei), con Martín Menem, con Cristian Ritondo, con Mauricio Macri, con Rogelio Frigerio y con Caputo”; además de conversar con Guillermo Francos, “gente de Schiaretti (Juan) y del ‘Topo’ Rodríguez”.

Consultado sobre la nominación de Luis Caputo en el Ministerio de Economía, el legislador liberal señaló que “es un buen profesional para lo que ha pensado Javier”. En efecto, supone que Milei “tiene un programa de rescate de algún financiamiento extranjero” cuyo mejor intérprete considera que puede ser el ex funcionario macrista. No obstante, se mostró en desacuerdo con desarmar la bomba de las Leliq con más préstamos: “Yo hubiera ido más por el lado de bajar la inflación poniendo emisión cero y cortando con el gasto. Me parece que las Leliq es un problema que se soluciona bajando la inflación”, argumentó y adelantó que “vamos a tener inflación alta por bastante tiempo”. Sin embargo, resaltó que “lo más trascendental, que es una reforma del Estado, una desregulación, una reforma laboral, está caminando”.

En declaraciones a Todo Noticias (TN), apuntó contra el Kirchnerismo por “renunciar de manera masiva a sus cargos” previo a la asunción del nuevo gobierno. “Es una vergüenza lo que están haciendo, este es un default a la democracia. ¿Cómo hace un gobierno nuevo para desembarcar si el gobierno viejo está dejando las oficinas en manos de nadie? ¿Tan sucio tienen el culo los kirchneristas que no pueden hacer el traspaso como corresponde?”, cuestionó.

En este marco, opinó que le parece “lógico” que sectores que desde la semana próxima pasarán a ser oposición estén anticipando paros, marchas y cortes de calle; y se mostró a favor de reducir la planta del Estado: “¿Por qué no vamos a echar un ñoqui? Un ñoqui no es un empleado público”.

“Yo tengo el mayor de los respetos de que cualquier laburante, para mí un laburante en el sector público es lo mismo que un laburante en el sector privado. Ahora, un ñoqui es un chorro que lo tenés que echar a patadas en el culo de la calle. ¿Pero por qué es un chorro? Porque le chorea la plata al buen policía, al buen enfermero, al buen médico, al buen laburante, el Estado o el maestro. Y cuando le termines de pagar bien al buen maestro, al buen soldado, al buen gendarme por echar al ñoqui, después tenés que bajar impuestos a los pobres tipos que dejan de hacer cosas para pagar impuestos”, argumentó.

“Como concepto, un ñoqui es un chorro. Y como concepto sí hay áreas del Estado que no sirven para nada, esos tipos tiene que estar en la calle”, enfatizó.

“El Estado emite hoy 25 millones de cheques por mes para que 5 millones de adultos puedan no comer rebanada de viento, llegar a mitad de mes, que son los planes sociales. Esos 25 millones de cheques se emiten porque hay un carnicero, un talabartero, un tintorero, un comerciante que se quedó sin su laburo. Como consecuencia de estas siete crisis que Argentina ha tenido en los últimos 60 años, donde Argentina se prendió fuego directamente y se prendió fuego por parte de un Estado que gasta mucho más de lo que recauda y gasta mal, en muchos casos en empresas deficitarias o en intermediadores de planes sociales o el ministerio que no cumple ninguna función. Entonces esto hay que decirlo, hay que elegir entre ñoquis y gente de bien que labura”, concluyó.

Fuente: infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here