El presidente de la Cámara de Casación dijo que «no hubo una zona liberada» para La Cámpora en los tribunales

0
190

Los tribunales de Comodoro Py vivieron ayer un día atípico. El kirchnerismo convirtió la citación a indagatoria a la ex presidenta en la causa por la venta de dólar futuro en un acto político en el que no faltaron los bombos, los cánticos y las banderas.

Mientras la ex mandataria estaba sentada en el despacho del juez Claudio Bonadio, las agrupaciones, encabezadas por La Cámpora, se apostaron frente al edificio. A pesar de que se había previsto un amplio operativo de seguridad, cuatro periodistas que trabajaban en la zona fueron agredidos por militantes kirchneristas, mientras que un grupo de personas colgó banderas con los rostros de Néstor y Cristina Kirchner en uno de los balcones de Comodoro Py.

El presidente de la Cámara de Casación Penal, Alejandro Slokar, uno de los encargados del operativo, aseguró hoy que «no hubo zona liberada» y que el edificio estuvo «blindado». «No es cierto que La Cámpora controlaba quién entraba y quién no», afirmó en diálogo con radio Nacional.

El juez, que integra la agrupación Justicia Legítima, afín al kirchnerismo, dijo que «nadie pidió permiso» para colgar las banderas para recibir a la ex jefa del Estado. «Eran empleados judiciales y fueron detenidos por su inconducta», sostuvo.

Además, Slokar responsabilizó al Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich , por los incidentes que se registraron en las afueras de los tribunales de Retiro.

«El control de la vía pública estaba a cargo de la Ministerio de Seguridad. La jurisdicción nuestra termina en la reja, en el vallado», dijo, aunque destacó el labor de la Policía Federal.

En tanto, el presidente de la Cámara de Casación Penal apuntó que «ningún magistrado» se sintió intimidado por la presencia de los militantes, que dedicaron varios insultos al juez Bonadio. «No hubo quejas ni denuncias de trato hostil de ningún magistrado», aseveró.

Slokar también reveló que durante la visita de la ex presidenta recibieron tres amenazas de bomba anónimas.

La Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here