Ramón Clemente: «Creo que vamos a hacer ruido en el Norte»

0
598

Ramón Clemente disfruta de unos días de vacaciones en New York luego de una temporada que, él mismo, califica de extenuante. Pero no le queda mucho tiempo. Pronto deberá comenzar la preparación con Puerto Rico para la AmeriCup y, luego, deberá sumarse a la pretemporada de los bandeños. Hablamos con él desde Estados Unidos.

-¿Estás de vacaciones?

. Sí, estoy en New York. Hace calor, 33 grados, pero está lindo. En un rato voy a entrenarme un poco.

– Contame un poco por qué te fuiste de Ferro a Olímpico.

. Honestamente, fue un tema de dinero. Me hubiese gustado seguir en Ferro, pero la oferta de Olímpico fue muy importante.

– Están armando un muy buen equipo en Olímpico.

. Sí, lo ví. Tenemos muy buenos jugadores. Ahora sumamos a Green. Voy a poder tener mi rol y no hacer cosas de más, sino las que tengo que hacer.

-¿Cómo definirías tus años en Ferro?

. Fueron increíbles. Cuando tuve que decidir lo que iba a hacer estaba en Puerto Rico y estuve toda la semana con ideas cruzadas. Me hicieron una buena oferta, pero no me convencía del todo. No me gusta poner el dinero por encima de lo deportivo, pero yo tengo 31 años para 32 y no podía rechazarla. Ya no soy joven. No podía permitir que mis emociones taparan la realidad económica. Es una porquería que sea así, pero es la verdad. Me sentí muy mal por irme de Ferro porque quería ganar un campeonato con Ferro.

– Estuvieron cerca.

. Sí, muy cerca, pero creo que en los playoffs no hicimos los ajustes necesarios.

-¿Cuál es el balance que hacés del año en Ferro, fue positivo igualmente?

. Durante toda la fase regular hicimos las cosas bien, con algunos bajones normales. Creo que nadie esperaba que fuéramos segundos, e incluso primeros por un tiempo en el final de la etapa regular. Tuvimos un gran año, pero nos quedamos cortos en los playoffs.

– Vas a un equipo que también se quedó corto en los playoffs.

. Sí, y eso es bueno. Tenemos a un gran defensor como Justin Williams, a un excelente agregado como Green, a un gran playmaker (Stanic) y buenos nacionales. Y un gran entrenador. Es como una situación ideal. Creo que las expectativas son altas a partir de eso. Y para mí es la primera vez que jugaré en la conferencia Norte (que en realidad ya no existe como tal). Es un desafío para mí.

-¿Es mejor ir a un equipo hambriento?

. Sí, porque cuando vas a uno que ya está hecho…en mi primer año en Argentina fui a Obras, que era el favorito en los papeles, y nos quedamos cortos. Hubo mucha presión. Aquí no es así. La gente conoce a los jugadores y por eso las expectativas son altas, por lo que nosotros solo debemos salir a la cancha y hacer lo que sabemos.

– Pero en Olímpico también hay presión.

. Sí, seguro. Pero tenemos la experiencia necesaria en muchos jugadores. Y ya conocemos la Liga. Una cosa que pasó el año pasado en Olímpico es que trajo muchos jugadores que nunca habían jugado aquí. Eso hace una diferencia.

-¿Entendés lo que se vive en Santiago a partir de la rivalidad con Quimsa?

. No, no tengo idea. Siempre jugué en el Sur. Pero escuché historias.

– En Argentina es típico el tema de los clásicos.

. Sí, eso es lindo. En Ferro también teníamos el clásico contra San Lorenzo.

– En Puerto Rico también hay algunos clásicos.

. Sí, es cierto. Cuando yo estuve en Mayagüez teníamos un clásico contra San Germán. Pero acá en Argentina es diferente, más parecido al fútbol.

-¿Creés que mientras se juegue el torneo ustedes van a mirar también lo que haga Quimsa?

. No, para nada. Nos tenemos que preocupar por nosotros, no por Quimsa. Cuando te enfocás en otros, normlamente te distraés. Incluso el partido contra Quimsa, para mí, será uno más. Sé que hay que poner un extra por los fans y por el orgullo, pero no tenemos que prestarle atención a lo que hagan ellos.

– Sos voz autorizada ya para hablar de la Liga. ¿Qué opinás de la extensión de la Liga, del formato? ¿Qué piensa un jugador como vos?

. Honestamente pienso que es una liga larguísima. Cada vez que hablo con un jugador o entrenador, se quejan de lo mismo. Aún hoy (su último partido fue el 14 de junio), estoy exhausto. Empecé a hacer cosas físicas ayer, pero todavía siento a mi cuerpo agotado. Incluso estoy pensando el tema de la selección este año, porque tendría que quedarme ya en Argentina una vez terminada la AmeriCup. Y necesito descansar. Este año fue, por lejos, el año más duro de mi carrera en relación a mi cuerpo. No tuve lesiones, pero gasté muchísima energía.

-¿Y el jugador puede hacer algo durante el torneo para no llegar tan cansado al final?

. No, al final de la temporada cada jugador está cansado. Pasa por repartir más el juego, como hizo San Lorenzo. Julio Lamas fue muy astuto. Cuando los jugadores están cansados o lesionados, los hace descansar, no importa si pierden algún partido. San Lorenzo nos enfrentó 4 veces, y creo que solo una vez tuvo su plantel completo. Claro, San Lorenzo puede hacerlo porque tiene 9 o 10 jugadores.

-¿Es la clave para ganar el campeonato? Los entrenadores se están adaptando al nuevo formato, que ahora cambiará. ¿Creés que se acomodaron en esto de hacer descansar a los jugadores?

. No, no lo creo. Quieren ganar. Los jugadores también. Una vez que estás en el campo, querés jugar. A mí también me pasa. No piensas en el desgaste. Los jugadores de la NBA juegan 82 partidos. Y más minutos. No hay excusas. La única diferencia con ellos es que ellos tienen mayores facilidades y cuidados.

– Sabés que en el Norte vas a viajar más.

. Sí, no es fácil, pero tiene que ver con lo mismo, con cuidad el cuerpo y saber cómo te va a afectar. El básquetbol tiene que ser la proridad número uno en la Liga. He estado tres años en la Argentina y no he sufrido lesiones. No tengo quejas.

-¿Cuáles son tus expectativas?

. No tengo expectativas ahora, aunque por el equipo que se está armando creo que vamos a hacer ruido en el Norte. Eso es lo que quiero. Ellos terminaron el año pasado en segunda ronda. Quiero que seamos los mejores del Norte y, por qué no, de la Liga. Ese es mi objetivo. Nos quedamos cortos con Ferro estos dos años y antes con Obras. Siempre compito por el campeonato y ahora voy a hacer lo mismo.

-¿Cuál va a ser el punto fuerte del equipo?

. La defensa interior. Con Justin Williams y yo en la pintura vamos a ser muy agresivos. El es un tremendo taponador y yo juego muy agresivo en defensa. Creo que eso será decisivo. Justin solo, en defensa, ya cambia muchos tiros rivales. Me pasó cada vez que jugué contra él. Tenía que practicar cómo iba a tirarle. El solo cambia la defensa de un equipo. El es muy atlético, y yo también, pero nunca había jugado con un 5 así.

– Supongo que tu segundo gran desafío será hablar fluido español después de 3 años en Argentina.

. Ja, oh my God. Me quieren matar. Si me voy este año sin hablar español, me van a matar. Prometo esforzarme para lograrlo.

Fuente: basquet plus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here