Rechazan la detención de L-Gante

0
356

Este viernes, el juez de Garantías 2 de Moreno-General Rodríguez, Gabriel Castro, rechazó el pedido de volver a detener a Elián Ángel Valenzuela, conocido como L-Gante, en la causa por amenazas por la que estuvo preso. La decisión surge después de que los magistrados de la sala I de la Cámara de Apelación y Garantías de Mercedes revocaran ayer la decisión del juez que le otorgó la libertad al artista. A través de una resolución, dejó en claro que la situación de libertad del imputado “no se modificará hasta tanto no exista un ‘doble conforme’ del Tribunal de Casación”.

Según consignaron fuentes judiciales a la agencia Télam, la medida fue comunicada esta mañana, después de que los abogados Leonardo Sigal y Pablo Becerra, representantes de uno de los denunciantes, Darío Gastón Torres, pidieran la inmediata “captura” del cantante.

L-Gante fue liberado el pasado 8 de septiembre tras permanecer preso desde el 6 de junio en la DDI de Quilmes, en el marco de la causa en la que está imputado por los delitos de “amenazas simples en concurso real con privación ilegítima de la libertad, en concurso ideal con amenazas coactivas” en perjuicio de Torres, “privación ilegítima de la libertad simple en concurso ideal con amenazas simples” respecto a Rosa Catalina Passi, y por “tenencia simple de estupefacientes”.

Ayer, los jueces camaristas Oscar Reggi y Jorge Risuleo dieron lugar a los pedidos presentados por el fiscal Raúl Villalba y los defensores de las víctimas, quienes apelaron la decisión del juez Castro de liberar a Valenzuela el 8 de septiembre. La resolución de la Cámara revocó la libertad previamente otorgada, pero instruyó al mismo magistrado a que vuelva a pronunciarse sobre el cese de coerción. Es decir, el juez podría decidir nuevamente su arresto o proporcionar más argumentos para respaldar su decisión de mantenerlo en libertad.

Sin embargo, este viernes, Castro no aceptó estos recursos, lo que llevó a la querella a presentar un nuevo pedido ante la Cámara de Apelaciones, a través de un fallo de 13 páginas, al que accedió el citado medio.

En su resolución, el juez se dio por notificado de la determinación de sus superiores de revocar el cese de la prisión preventiva que él mismo había ordenado para el músico, aunque detalló que “se proveerá en consecuencia” cuando dicha decisión de la Cámara esté “firme”.

”Esto significa que no se puede modificar la situación de libertad del imputado hasta tanto no exista un ‘doble conforme’ que en este caso será dado, o no, por el Tribunal de Casación”, expresó al citado medio el abogado defensor de L-Gante, Diego Storto.

En otra parte, el magistrado indicó que “en cuanto a la solicitud de captura del encausado Valenzuela incoada en el día de la fecha por los letrados del particular damnificado (Dr. Sigal y Dr. Becerra), no corresponde hacer lugar a la misma, debiendo estarse a lo dispuesto en el apartado anterior”.

En el pedido presentado esta mañana, los defensores del denunciante detallaban que “habiendo tomado conocimiento de lo resuelto por la Excelentísima Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal y siendo que el Sr. Valenzuela no se hizo presente en la puerta del Juzgado ni se ha puesto a derecho, solicitamos se inserte su formal captura”.

Además, Sigal y Becerra expresaron que adhieren “en todo a la requisitoria de elevación a juicio” presentada a principios de este mes por el fiscal de la causa, Raúl Villalba, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de Moreno-General Rodríguez.

La denuncia contra el músico fue radicada el 27 de mayo pasado por Torres, quien además es vecino de la familia de Valenzuela, que reside en el barrio Bicentenario de General Rodríguez. Ese día, varios amigos del músico salieron de bailar del boliche “Río” y tuvieron un altercado con un grupo de personas, entre los que había un empleado municipal vecino del barrio.

Según detallaron fuentes del caso a Infobae, después del incidente, la Guardia Urbana de Protección Ciudadana del Municipio demoró a los amigos de L-Gante. Cuando él se enteró de lo sucedido, decidió actuar por su cuenta y presuntamente comenzó a amenazar a Torres. Después fue hasta la casa del empleado y, armado, lo obligó que subiera a su auto.

A los pocos metros, también fue interceptada y obligada a subir al mismo vehículo Passi, otra vecina del músico y quien había participado de la primera discusión con los amigos de L-Gante. “El músico tomó al empleado municipal, le apuntó con una pistola, lo obligó a subir a su coche y se lo llevó”, describieron fuentes del caso.

Así, aseguró un investigador, “los retuvo por 20 minutos, diciéndoles: ‘Si no sueltan a mis amigos, no los suelto a ustedes’”. Cuando L-Gante se enteró de que sus amigos “habían sido sólo identificados, sin tomarse decisión de restricción de su libertad”, dejó descender de su vehículo a las personas que retenía.

Torres permaneció 23 minutos cautivo hasta que L-Gante recibió una llamada en la que le aseguraban que sus amigos habían sido liberados por la Policía y soltó a las víctimas. La fiscalía a cargo de Raúl Villalba solicitó la detención de Valenzuela al juez Gabriel Castro, quien convalidó el pedido y dispuso cuatro allanamientos el 6 de junio, uno de ellos en el sector 1 del country del Club Banco Provincia, donde finalmente el músico fue detenido.

Fuente: infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here