Tinelli y Váldes comparten una luna de miel en Esquel

0
134

Quizás porque sabe que la industria televisiva no puede darse el lujo dejarlo ir, él solo mueve más millones que tres canales juntos, que el Gobierno, por más que haya logrado que pegue el salto y se vaya de El Trece, tampoco puede dejar a los votantes, sobre todo a los kirchneristas, que son mayoría en su target de televidentes, sin ShowMatch, Marcelo Tinelli hizo las valijas y se fue al sur.

Ofendido por lo que considera el destrato de sus socios, el Grupo Clarín, a quien le achaca la pelea con Jorge Lanata y del otro lado por la escasa calidez que recibió de los CEO de Telefe, abrió un paréntesis y puso en duda su continuidad televisiva. Movió la reina y dejó a todo el mundo en jaque.

Pasó de la estrategia defensiva a hacerles saber: “El poder lo tengo yo”, apoyado en más de veinte años de reinar en la televisión argentina. Acompañado por Guillermina Valdés, pasa el fin de semana cerca de la nieve mientras elabora los pasos a seguir. O más bien, la próxima jugada.

A su vuelta tendrá larga reunión en Ideas del Sur, para ir armando la grilla de los productos que “podrían” ir en este 2013. Para arrancar, los que para el director de relaciones institucionales de Telefe, Francisco Mármol, quien en la Metro con Andy Kusnetzoff  había anunciado que con  Tinelli  “90 a 10 está hecho el pase” y que “a Telefe no le interesan otros productos de Ideas del Sur”, en referencia a Soñando por cantar y a Dale la tarde!, los que todavía se mantienen en la pantalla que dirige Adrián Suar, no estarían muy convencidos de que esto siguiera así.

Fue en enero cuando hablaron con Suar de los programas de José María Listorti y Denise Dumas cuando nada había estallado, pero hoy es una posibilidad cierta que podrían recalar en Canal 9. Esto significa que, más allá de que no exista todavía un destino definido, al menos en público, se sigue trabajando en las producciones. También en el programa madre de la productora, y el más importante de todos, ShowMatch. En el Twitter, que, hay que decirlo, sumó casi 100 mil seguidores desde que empezó el entuerto, Tinelli aseguró que estaban trabajando en la apertura, “parodiando a una película”.

Si continúan con la idea original, esa película es Kill Bill, cuya traducción literal es “matar a Bill”, pero en el doble sentido se puede usar como “saldar cuentas”. Y el invitado a asumir el papel de gran maestro es Dady Brieva. Se sabe que el gran director Quentin Tarantino es uno de los favoritos de Tinelli, y ya usó en 2012 Tiempos violentos.

Esta semana, tal como lo tenía previsto, viajará a Europa a seguir de cerca los partidos de la Champions League y encontrarse con su amigo Lionel Messi. Dueño de varias pasiones, el fútbol, San Lorenzo, la televisión, sus hijos, sus amigos, mientras espera que terminen con las refacciones de su increíble piso en Le Parc , instalado en en el Palacio Duhau, tendrá esperando a todos el tiempo que necesite.

Donde se vaya, lo van a seguir. Se equivocan quienes piensan que Tinelli está “a merced de”.  El conductor está por encima de la situación.

 

Scoltore se reunió con el Gobierno

Hace veinte días, Marcelo Tinelli envió a uno de sus hombres de mayor confianza, Fabián Scoltore, a una reunión con representantes del Gobierno nacional. El objetivo era escuchar algunas necesidades que tenía para plantear Abal Medina, el ministro del Interior. En la reunión, los emisarios del funcionario –algunas fuentes aseguran que él estuvo en persona– transmitieron la postura oficial en medio de los rumores de venta de Ideas y de la salida de Marcelo de la pantalla de Canal 13.

Al menos según cinco fuentes –funcionarios, intendentes y empresarios– a los que Scoltore les confió el encuentro en persona, el Gobierno pidió “neutralidad” y “moderación” en el show con imitadores de políticos que produciría este año. No exigieron que levante el “Bailando” con los candidatos en medio de las elecciones legislativas 2013, pero sí que la productora sea cuidadosa con levantar la imagen y la popularidad de candidatos de la oposición. Buscan que no se repita el fenómeno “Alica Alicate”, cuando en el Gran Cuñado de 2009, Francisco De Narváez, creció estrepitosamente en las encuestas gracias al aire y la exposición que le dio Tinelli, y logró vencer en las elecciones legislativas a Néstor Kirchner.

Scoltore es uno de los hombres de mayor confianza de Tinelli, y el encargado de negociar los aspectos comerciales más sensibles en nombre del conductor. Habla con funcionarios del Gobierno nacional, del porteño y provinciales. Y en este caso fue quien escuchó las exigencias de la Jefatura de Gabinete, donde se teje y controla la estrategia comunicacional del Gobierno. Dentro de Ideas, los más cercanos a Scoltore niegan el encuentro, pero reconocen que tiene una relación de amistad con Abal Medina. “Abal es un caballero, nunca le pediría algo así a Tinelli porque saben del poder político que tiene Marcelo”,  analizan en la productora.

Perfil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here