Todo un pueblo a la luz de la luna y con linternas encontró a dos niñas perdidas en el monte

0
195

Personal policial junto a más de 70 voluntarios y el padre de dos niñas de 9 y 6 años, con linterna en mano y a la luz de la luna, encontraron esta madrugada a las pequeñas, que se habían perdido en el interior del monte, en el departamento Quebrachos, al sur de la provincia de Santiago del Estero, se informó hoy tras casi ocho horas de intensa búsqueda.

  • Luciana Ludmila y Camila Lucrecia Leiva, de 9 y 6 años, respectivamente, que viven en el paraje Laguna del Monte, del mencionado departamento, cerca de las 18 de ayer habían salido a buscar las ovejas, pero pasaron las horas y no regresaron, por lo que sus padres, Alberto Alejandro Leiva y Liliana Vanesa Silva, salieron a buscarlas y darle parte a la Policía.
  • Tras un amplio despliegue de vecinos y efectivos policiales, pasadas las dos de la madrugada encontraron a las niñas en el interior del campo, a 15 kilómetros de su vivienda, y de inmediato se las trasladó en ambulancia al hospital de Sol de Julio, en donde fueron examinadas y verificaron que ambas “se encuentran en buen estado de salud”. Sin embargo, ambas se mantiene en observación y con suero hidratante.

“Ellas fueron atrás del corral y no encontraron las ovejas, por lo que fueron a buscarlas y se metieron al monte. Comenzamos a seguir las pisadas que dejaban y nos metimos al monte por un caminito que hacen las cabras, pero por momentos la huella se perdía porque era muy montuosa la zona”, dijo a Télam Alberto Leiva, el papá de Ludmila y Camila.

“Salí junto a unos vecinos, estuvimos toda la tarde y noche buscando, yo les gritaba ‘Luli y Cami si me escuchan contesten’, y con linternas buscábamos por todos lados y era muy oscuro, y así pasadas las dos de la madrugada, escuché a la más chica que me contestó, y rápido me acerqué”, comentó Alberto.

Hospital Sol de Julio

“Se habían dormido, estaban acostadas en el piso, habían limpiado un poco y se abrazaron y se quedaron dormidas”, dijo el padre emocionado.
“Se les vino la noche y dejaron de caminar y se acostaron a dormir, no lloraron ni se asustaron; gracias a Dios que me las cuidó, ellas están bien”, añadió el padre.
Finalmente, agradeció a todos los que ayudaron y a quienes asistieron a su esposa ante la descompensación que tuvo.
En la búsqueda, trabajaron efectivos policiales de la Comisaría 33 de Sumampa y subcomisaría de Sol de Julio.

El Tribuno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here