Transformers 3: se dan con un fierro

0
249
TRANSFORMERS 3. “El lado oscuro de la luna” incluye a viejos y nuevos personajes

Parecía misión imposible, pero es Transformers: si algo podía cambiar en el mundo del cine era esta saga, adicta a sucesivas transformaciones desde que nació como juguetes, mutó a serie animada, cómic y terminó como películas supertaquilleras con la marca de Steven Spielberg. Ahora, la tecnología digital los sedujo: es la primera vez que los Autobots y Decepticons –esos robots milenarios que llegaron de Cybertron y que pelean codo a codo y tornillo a tornillo junto a los humanos– se enfrentarán en 3D, aunque al principio el director Michael Bay parecía reacio a la idea. De las tres películas, reconoció durante su paso por Río de Janeiro que “salvo Avatar, algunas películas que se han hecho en 3D no creo que hayan valido la pena”, y se animó a adelantar que explotarán el potencial de la tecnología para las escenas de acción.

Igual, no es visual la vuelta de tuerca que esperan los fanáticos de esta saga, que salieron muy decepcionados después de ver la segunda película, aunque dio un golpe fuerte en las boleterías del mundo. El chisporroteo visual y los 200 millones de dólares invertidos no alcanzaron para tapar los huecos en el argumento y en los guiones, una de las claves del éxito de Transformers a lo largo de su historia.

Ahora suben la apuesta, con 50 millones de dólares más de presupuesto, una tercera dimensión que promete dar que hablar y el cambio de sex symbol del elenco tras la expulsión de Megan Fox por haber comparado a Michael Bay con Hitler, algo que no fue perdonado por el propio Spielberg.

Frío como robot
La tercera película de la saga, El lado oscuro de la luna (probablemente la última que dirija Bay), mezcla un poco de política: un descubrimiento de la llegada a la Luna, en medio de la Guerra Fría entre los Estados Unidos y Rusia, enfrentará más tarde a los Autobots de Optimus Prime y a los Decepticons de Megatron. Los primeros se mostrarán algo decepcionados porque durante más de 40 años la humanidad les ocultó un secreto demasiado importante: la nave El Arca, en la que viajaban sus predecesores, se estrelló en el lado oscuro de la luna. Involucrados en la carrera espacial, otra vez Sam Witwicky (Shia LaBeouf) vuelve a unir sus fuerzas para enfrentarse a las amenazas de guerra total que podría destruir a la Tierra.

Para esta película confirmaron varios cambios estéticos en los Autobots principales: el noble, justo y valiente Optimus Prime lucirá más parecido a la primera generación de Transformers; Bumblebee tiene aspecto más maduro, aunque sigue amarillo chillón; y Ratchet fue pintado de verde y blanco.

El elenco no robótico de TF3 incluye debutantes y conocidos: John Malkovich dijo en una entrevista en España, a modo de broma: “De vez en cuando tengo que hacer películas que vea todo el mundo”, mientras que Patrick Dempsey agregó que a su personaje “le gustan el diseño, los autos y las mujeres, como a mí”. Repetirá John Turturro, Leonard Nimoy volverá a poner su voz a Sentinel Prime y Hugo Weaving a la de Megatron.

Fenómeno
El fenómeno de Transformers va más allá del cine. Las líneas de juguetes, de las que nacieron estos personajes y que vendieron millones en todo el mundo, siguen naciendo en su forma actualizada; las series animadas son de culto para generaciones de niños; esta semana salió en el mundo el videojuego que acompaña a la película, y cuyas reviews no fueron muy satisfactorias.

En el cine, Transformers: La venganza de los caídos costó 200 millones de dólares y recaudó 836 millones en el mundo. La primera tuvo un costo de unos 150 millones, y desde su estreno, el 1º de julio de 2007, hasta su salida de cartel fue de 706 millones. Estiman que la cuarta aparecerá en el calendario una vez que los resultados de Transformers 3: El lado oscuro de la Luna estén en las planillas. El objetivo que se plantean los productores es llegar a los mil millones, aunque habrá que ver cómo responde el público. El estreno simultáneo en el mundo tiene que ver con evitar la piratería lo máximo posible, y seguramente el promocionado 3D también sea un aliciente para que el público elija ver este filme en la pantalla.

Con ella no, Spielberg
Los fanáticos de las películas de Transformers hacen sentir su enojo en la web con el productor Steven Spielberg por decidir la exclusión de Megan Fox del elenco, quien comparó al director con Adolf Hitler. De todos modos el reemplazo se las trae, ya que harán debutar en cine a la que se considera la mujer más sexy del mundo: Rosie Huntington-Whiteley. Ella tiene 24 años, está de novia con Jason Statham y en su carrera de modelo trabajó para las principales marcas europeas. Las comparaciones entre la rubia y la morocha se roban miles de palabras en Internet, pero lo mejor será verla en acción. Superar las escenas sensuales de Megan no será sencillo para nadie.

Transformers 3: El lado oscuro de la Luna
Director: Michael Bay. Con: Shia LaBeouf, Rosie Huntington-Whiteley, Tyrese Gibson, John Malkovich y John Turturro, entre otros.

Fuente: La Voz del Interior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here