Ampliaron quita de subsidios a grandes empresas y a los usuarios residenciales de mayores ingresos

0
226

Los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Planificación Federal, Julio De Vido, anunciaron hoy una quita de ciento por ciento en los subsidios a grandes empresas y a los usuarios residenciales con mayores ingresos, lo que generará una reducción de 3.468 millones de pesos para el Estado.

«Se trata de la quita de 100% de los subsidios de las empresas de mayor nivel de facturación en los sectores de combustibles, procesamiento de gas natural, biocombustibles y aceites y agroquímicos», detalló Boudou en conferencia de prensa desde el Ministerio de Economía.

Asimismo, remarcó que «ninguna de las medidas que estamos tomando afecta a ninguna pequeña y mediana empresa, en el entendimiento de que son las de menor capacidad contributiva y las más dinámicas en la creación de empleo formal».

Al mismo tiempo, Boudou anunció la quita de subsidios a los servicios públicos para ciudadanos que vivan en los barrios porteños de Puerto Madero y Barrio Parque, y los countries de todo el país. Según explicó, esta reducción implicará un ahorro de 500 millones de pesos anuales y alcanza a 232 mil usuarios particulares.

Al mismo tiempo, Boudou anunció el comienzo de la quita de subsidios en el sector domiciliario.

«La segunda medida anunciada hoy implica un comienzo en el sector domiciliario, en los subsidios que tienen que ver con familias de mayores ingresos. Para iniciar este camino, se han escogido tres segmentos: Puerto Madero y Barrio Parque de la ciudad de Buenos Aires, y los countries de todo el país, lo que implica un ahorro de 500 millones de pesos anuales», señaló el ministro.

La medida incluye la puesta en marcha de un registro de los usuarios de todo el país, quienes deberán presentar una declaración jurada, para informar si necesitan o no recibir los subsidios, y también la posibilidad de renuncia voluntaria de los usuarios a los subsidios.

«Con la próxima factura llegaría una especie de declaración jurada, en la que cada una de las familias podría decir si necesita o no el subsidio, y a partir de ella, el Estado en estos 8 años ha logrado mucha mayor eficiencia, y podemos hacer un cruzamiento entre esta declaración voluntaria y en los casos en que no coincida con la situación real, enviaremos el servicio de visita social a cada domicilio para poder tener la mayor equidad. Todo va a estar presentado y registrado para darle mayor transparencia y hacer público la forma de adjudicar los subsidios», informó Boudou.

Por su parte, el ministro de Planificación, Julio de Vido, explicó que las medidas comenzarán a regir a partir del 1 de diciembre para el sector industrial, y desde el 1 de enero del año próximo para los sectores domiciliarios.

«En los próximos días van a aparecer las planillas, y a partir del 1 de enero se va a poner en funcionamiento. Aquellos que no contesten las planillas, se tomará que no necesitan los subsidios. Va a ser un tema muy paulatino, muy gradual, para que no haya situaciones de injusticia o de excepcionalidad», señaló el funcionario.

Según dijo De Vido, el registro único comenzará en la ciudad de Buenos Aires, en donde está concentrado el 53% de los subsidios a los sectores residenciales.

«La Presidente nos encargó muy especialmente tener en cuenta el poder adquisitivo, para que nadie que pueda pagarlo deje de hacerlo. Las medidas van a ser de muy rápida implementación, con la ayuda del sistema informático», afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here