Cada vez más extranjeros eligen el NOA como destino turístico

0
89

Un matrimonio francés se saca fotos fascinados con una mujer mientras trabaja en su telar, en vivo y en directo. Se quieren llevar un tapiz para colgar en su living como souvenir del viaje y le pidieron que lo armara como ella prefiera, así el diseño mantiene el auténtico espíritu norteño.

Es que los extranjeros llegan fascinados a la región por sus inmensos paisajes, las culturas originarias y los tentadores precios de la zona.

Según cifras del Ministerio de Turismo de Salta, el año 2010 finalizó con alrededor del 77% de visitas de turistas extranjeros y el 23% de turistas nacionales. Casi el 15% provienen de Francia; el 13% de Bolivia y casi el 9% de España, mismo número que la cantidad de turistas de Brasil y Chile. El resto proviene de Estados Unidos, Inglaterra e Italia.

La mira está puesta en el NOA. Hasta las marcas de ropa viajan a realizar sus campañas a la región. La firma Cardón se inspiró en los carnavales de la provincia de Jujuy para su colección verano 2011, una propuesta en la que los colores jujeños y telares como el aguayo, son protagonistas, y Benito Fernández también se inspiró en la región y realizó la gráfica de su colección del 2010 en la localidad salteña Tolar Grande.

El presidente de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAAVYT) y vicepresidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT),  Ricardo Rozas, consideró que si bien los destinos patagónicos al igual que Buenos Aires, son “indudablemente” los destinos más elegidos, “el noroeste de nuestro país ha experimentado un gran crecimiento turístico en los últimos años”. “Es un destino cuyo crecimiento no tiene techo”, expresó.

Y agregó: “Es una región rica en historia precolombina y en bellezas naturales difíciles sino imposibles de encontrar en otro lugar. En esta zona se fusionan las culturas  indígenas y la de los primeros europeos”.

También remarcó que no se trata de que el Norte argentino se puso de moda sino que “la Argentina toda en el ámbito del turismo internacional” es furor.

Los cambios en la economía argentina, la devaluación del peso argentino, y la declaración de Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO, de la Quebrada de Humahuaca en el año 2003, fue el puntapié inicial para que la región cobrara fuerza.

“El norte tiene una belleza paisajística y riqueza cultural, única en el país con costumbres milenarias, ritos, celebraciones y vestigios de las razas originarias de los Andes”, explicó Matias Pemberton, gerente del hotel El Manantial del Silencio,  que hace más de 10 años funciona en Purmamarca, provincia de Jujuy, un pintoresco pueblo andino que conserva un trazado colonial.

Según contó Pemberton cuando decidieron construir fue una apuesta en la región y en ves de realizar una propuesta acorde a las últimas tendencias arqutectónicas, prefirieron hacerlo siguiendo el estilo neocolonial español para mantener el mismo que estilo caracteriza la región.

Eso también es una tendencia que gusta a los extranjeros. Cada vez se construyen más hoteles y abren nuevos restaurantes, pero con una la misma premisa: mantener la cultura norteña a flor de piel.

Otra característica que impulsó la región fue su desarrollo vitivinícola. “El norte tiene, además de una combinación única de paisajes naturales, importante historia preincaica y colonial, tiene una gastronomía de primer nivel sumada a los vinos de altura”, explicó Diego Patrón Costas, propietario del hotel La Merced del Alto, ubicado en Cachi, uno de los puntos obligados para el turista ya que se encuentra en el famoso circuito de La Vuelta a Los Valles Calchaquíes.

El perfil

El turista extranjero que viaja a conocer la zona norteña se caracteriza en su mayoría europeos que buscan recorrer, conocer e investigar por sí mismos. “Es gente joven y de auténtico espíritu para descubrir lugares diferentes y alejados de las grandes ciudades. El altiplano invita a recorrer sus pueblos de adobe o sus capillas coloniales”, señaló Roza.

La amplia variedad actividades que ofrece la región lo invita a sumarse a todas las propuestas. Según Patrón Costas, el pueblo histórico y las ruinas arqueologías que rodean Cachi al pie del Nevado de Cachi, es uno de los recorridos preferidos en Salta aunque también la búsqueda del relax y el silencio en medio de los coloridos paisajes suelen ser muy demandadas.

“Hay muchos aficionados al trekking de nivel medio y alto. También hacen muchas cabalgatas y paseos en bicicleta”, agregó.

En cambio, quienes van a Jujuy, según Pemberton, las excursiones en vehículos 4×4, los paseos personalizados por las iglesias y museos de la Quebrada de Humahuaca, son las opciones más codiciadas. En Tucumán, tanto la capital como Tafí del Valle son los puntos preferidos.

Pero lo que más atrae a los turistas además de los pueblos originarios y los paisajes es la calidez de la gente. “Se van fascinados con el hecho de poder compartir esas costumbres y ser parte en celebraciones y ritos”, concluyó Pemberton.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here